EFESan José

La Corporación Bananera Nacional de Costa Rica (Corbana) informó este jueves que durante 2020 el país aumentó en un 7 % el volumen de las exportaciones de este producto, las cuales generaron un total de 1.120 millones de dólares, pese a las restricciones por la pandemia de la covid-19.

El ente indicó que fueron exportadas 129,6 millones de cajas de banano de 18,14 kilogramos. Debido a los cierres fronterizos por la covid-19 el sector tuvo que adaptarse y enviar a nuevos mercados, así como a destinos tradicionales, pero con un menor precio.

La cifra representa un aumento de un 7 % en comparación al mismo periodo de 2019, cuando se vendieron al exterior 120,7 millones de cajas. La generación de divisas por parte de la exportación bananera en 2020 fue de 1.120 millones dólares frente a los 1.105 millones de dólares del año 2019.

"Los datos revelan el compromiso del sector bananero nacional por buscar nuevos mercados y nuevas opciones para colocar la fruta, pero sobre todo por proteger miles de puestos de trabajo que se traducen en bienestar para una región carente de oportunidades laborales", afirmó el gerente general de Corbana, Jorge Sauma.

Cifras brindadas por la corporación indican que pese a la crisis económica generada por la pandemia de covid-19, la industria bananera nacional logró mantener los empleos de los más de 40.000 trabajadores directos, así como a los 100.000 de trabajadores indirectos.

Las autoridades explicaron que 2020 estuvo marcado por problemas logísticos producto de la crisis sanitaria, pero al mismo tiempo destacaron el aporte social y económico que hace el sector bananero al país.

"Desde que inició la pandemia en la industria bananera se tomaron rigurosas medidas para cuidar la salud de nuestros trabajadores, a quienes les agradecemos su eficiencia y motivación para obtener este resultado", manifestó Sauma.

Según el gerente general, entre los factores que influyeron para alcanzar estas cifras históricas se encuentran las buenas condiciones climáticas que se dieron en el país, en contraste con una reducción en la oferta de la fruta de Honduras y Guatemala por los devastadores efectos de los huracanes.

Además, otro factor que contribuyó en el aumento de las ventas de banano, fue la reducción en los precios con el objetivo de colocar la totalidad de la fruta.

"Aquí se impuso el volumen sobre precio, pero lo más importante era mantener a todos los empleados activos", resaltó Corbana.