EFEAsunción

El Presupuesto General de la Nación (PGN) para 2020 se aprobó jueves, tras un debate de dos días, marcado por los tensos enfrentamientos políticos y por las partidas destinadas al sector educativo, que se resolvió con un aumento de 2,75 millones de dólares para el sueldo de los profesores.

Los parlamentarios fijaron un techo de gasto de 86,17 billones de guaraníes (más de 13.300 millones de dólares), lo que representa un aumento del 7,6 % con respecto al presupuesto anterior y se ajusta prácticamente al monto presentado por el Gobierno.

Un proyecto para el que fueron necesarios dos días de debate, debido a que se analizó ministerio por ministerio, a la decisión de anular algunos de los recortes aplicados en la jornada anterior o a la falta de cuórum en el hemiciclo por las ausencias de los diputados.

El presidente de la Cámara Baja, Pedro Alliana, se vio obligado a levantar y convocar la sesión varias veces ante la falta de asistencia de los parlamentarios, una situación que empezó a cansar a los legisladores presentes.

Varias diputadas como Rocío Vallejo, del Partido Patria Querida (PPQ); Kattya González, del Partido Encuentro Nacional (PEN), o Celeste Amarilla, del Partido Liberal (PLRA), expresaron ante la sala su disconformidad con la actitud de algunos de sus colegas.

Amarilla y González señalaron como culpables de los levantamientos de la sesión a los diputados del Partido Colorado, muchos de ellos ausentes en la sala.

En concreto, Amarilla insinuó que el diputado colorado Basilio Núñez estaba "cocinando" modificaciones en el presupuesto con el gremio de los docentes, que el día anterior se manifestaron masivamente a las puertas del Congreso.

Precisamente, el principal escollo del debate fue encontrar los fondos para garantizar el aumento salarial de los profesores públicos que finalmente contarán con una subida del 16 % de sus sueldos que se aplicará a partir del mes de abril, a pesar de que ellos reclamaban que se hiciese en enero.

Entre las medidas aprobadas, también destaca el recorte de 4.695 millones de guaraníes (más de 726.000 dólares) en la partida destinada a los gastos del Parlasur, cuestionada por los altos salarios de los parlamentarios y el coste de sus dietas de viaje.

Con todo, la Cámara de Diputados aprobó unos presupuestos que ahora deberán ser debatidos en el Senado y posteriormente ratificados por el Gobierno que tiene la potestad para ejercer su derecho a veto sobre las cuentas.

Hacienda presentó en septiembre el proyecto de ley del presupuesto que inicialmente contaban con un monto de 85,5 billones de guaraníes y que fue calificado como "austero" para hacer frente al "entorno económico complejo y volátil" que atraviesa Paraguay y la región.