EFEBarranquilla (Colombia)

Con el compromiso de trabajar de manera coordinada en cinco ejes de seguridad, como son física, económica, ambiental, energética y alimentaria, culminó este viernes en Barranquilla la II Cumbre Ministerial de Colombia y la Comunidad del Caribe (Caricom).

El encuentro, que tuvo como temas centrales la reactivación económica, la salud, el cambio climático y la equidad de género, fue instalado por el presidente de Colombia, Iván Duque, quien advirtió a los países de la región sobre la necesidad de hacer la mayor inversión de su historia en acción climática.

Al término de la Cumbre, la vicepresidenta y canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez, resaltó los acuerdos entre los diferentes ministros de la región y expresó que "en el Caribe todos juntos somos la voz de 110 millones de personas. El Caricom representa nuestras fortalezas, posibilidades y complementariedades".

"Es una relación estratégica que tiene que estar cubierta por ese gran mensaje de la seguridad, seguridad física, económica, ambiental, energética y alimentaria. Esos son los cinco ejes fundamentales para que el Caricom y Colombia dentro del gran Caribe puedan sacar adelante todo su potencial", expresó la anfitriona de la cumbre.

Al destacar el papel de Colombia en el contexto regional, Ramírez resaltó las tres cumbres realizadas en el país en los últimos días. Además de la del Caricom, en Colombia se realizaron la de la Alianza del Pacífico en Bahía Málaga el pasado miércoles, y la de Prosur en Cartagena el jueves.

CAMBIO CLIMÁTICO

En lo relacionado con las acciones ambientales que deben adoptar las naciones del Caribe, el presidente Duque expresó que la inversión en esta materia podría entrar en conflicto con la que debe hacerse en la reactivación económica.

"Todos los países que estamos en esta mesa contribuimos muy poco en las emisiones de gases de efecto invernadero, pero somos países que estamos altamente amenazados por los efectos del cambio climático", afirmó.

"Estamos viendo con más frecuencia la aparición de fenómenos naturales como huracanes, terremotos y hemos tenido que ver también erosión costera e incremento en el nivel de mar que comprometen la planificación de muchas de las ciudades en las cuales se genera una buena parte del empleo", dijo.

Ante esta situación, el mandatario colombiano insistió en la creación del Fondo de Solidaridad Regional para enfrentar los desastres que ocurren en la región Caribe y la atención de la población en salud.

"Colombia quiere plantear que tengamos una herramienta regional, un Fondo Regional, para este tipo de situaciones, y que podamos convocar al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al Banco Mundial, a la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) para tener una respuesta efectiva", indicó.

PRODUCCIÓN DE VACUNAS

Durante la cumbre intervino el ministro de Salud de Colombia, Fernando Ruiz, quien anunció que el país iniciará la construcción de la primera planta de producción de vacunas con capacidad para elaborar 100 millones de sueros al año, de los cuales el 30 % se orientará hacia Centroamérica y el Caribe.

"Colombia tiene más de 50 millones de habitantes, y si se integra con la población del Caribe, podremos generar un mercado importante. No solo en covid-19, sino en otros eventos de salud pública para la protección de la población y en específico de nuestros niños", explicó el ministro colombiano.

Sobre este tema, la secretaria general del Caricom, Carla Barnett, afirmó que la pandemia de covid-19 impuso una carga adicional para las economías vulnerables y pequeñas de la región de países del Caribe.

Barnett indicó que estas naciones son "muy vulnerables a los efectos del cambio climático, la mayoría están muy endeudadas y se les niega el acceso a la asistencia para el desarrollo y la financiación en condiciones favorables que se necesitan con urgencia".

"Es por eso por lo que buscamos apoyo para la introducción de un índice de vulnerabilidad multidimensional como un criterio más apropiado para acceder a dichos fondos", dijo la diplomática, al tiempo que invitó a Colombia a apoyarlos en este llamado.

La Caricom, que como organismo multilateral nació en 1973 por el tratado de Chaguaramas, tiene como Estados miembros a Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

Hacen parte en calidad de miembros asociados Anguila, Bermudas, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán e Islas Turcas y Caicos y tienen la calidad de observadores Aruba, Colombia, Curazao, México, Puerto Rico, Sint Maarten y Venezuela.