EFEQuito

El ministro de Energía y Minas de Ecuador, Xavier Vera, reconoció este lunes que la meta que se marcó el Gobierno del presidente Guillermo Lasso de duplicar la producción petrolera del país para 2025 tendrá "un retraso" tras los compromisos adquiridos para levantar las protestas por la carestía de la vida.

"Efectivamente, habrá un retraso, porque tenemos que ir revisando tema por tema, porque debemos cumplir el compromiso", señaló Vera en una entrevista con Efe respecto al objetivo de pasar de 500.000 a un millón de barriles de crudo al día para 2025.

"Es posible que se pueda generar en un poco más de años", y el primer hito fijado ahora es aumentar 100.000 barriles en los próximos 12 meses "de manera sostenible", según destacó el ministro.

Para ello, el titular de la cartera de Energía y Minas anticipó que se invertirá en los bloques 31 y 43, donde hay "un buen potencial".

"Vamos a invertir para producir. Ecuador necesita ingresos para cubrir las necesidades del pueblo ecuatoriano", indicó Vera, quien aseguró que el Gobierno está enfocado en "una producción sostenible.

En ese sentido, recordó que la pasada semana el Ejecutivo ganó en la Justicia ecuatoriana una demanda interpuesta por varias organizaciones para suspender la actividad petrolera en el campo Ishpingo, del Bloque 43, ubicado dentro del Parque Nacional Yasuní, la mayor área natural protegida del Ecuador continental.

"Estamos trabajando con una producción sostenible. Estamos minimizando la afectación al medioambiente, y ahora estamos buscando justamente que los pueblos en la zona donde estamos haciendo la extracción tengan el dinero para hacer sus obras", comentó Vera.

"TODOS HEMOS PERDIDO"

Preguntado sobre si está conforme con el acuerdo que puso fin a 18 días de protestas del movimiento indígena y campesino, Vera señaló que "no se trata de estar satisfecho o no, lo importante es que se ha alcanzado la paz".

"Todos hemos perdido. El país ha perdido más de 1.000 millones de dólares. En el sector petrolero, son 514 millones de dólares", dijo Vera sobre unas protestas que dejaron un saldo de 6 fallecidos, entre ellos un militar, y unos 500 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Al respecto, el ministro anunció que la producción petrolera del país ya se ha recuperado al 90 %, después de que esta cayese a poco más de 50 % por las protestas, debido a la paralización de más de 1.100 pozos.

Entre los compromisos adquiridos por el Gobierno a cambio de que indígenas y campesinos levantaran las protestas está la rebaja de 15 centavos de dólar por galón en los combustibles subsidiados, como la gasolinas Extra y Eco País, ambas de 85 octanos, y el diésel, que pasarán a costar 2,40 y 1,75 dólares, respectivamente.

El ministro indicó que este aumento de los subsidios supondrá un gasto adicional para el Estado, de 344 millones de dólares este año, en unas ayudas que ya le cuestan al presupuesto estatal más de 3.000 millones de dólares.

"Estos 344 millones significan estar apretados con otras inversiones sociales que son importantes como la salud, la educación, la infraestructura vial...", advirtió Vera.

SUBSIDIOS DE COMBUSTIBLES "FOCALIZADOS"

Por ello, el ministro anticipó que el Gobierno está trabajando en la manera de "focalizar" los subsidios a los combustibles, para que solo se apliquen a sectores seleccionados como la agricultura y el transporte.

"Buscamos focalizar los subsidios para las personas que realmente lo necesitan y que sí va a influir en sus gastos. (...) Es focalizar ese subsidio y justamente retirarlo para las personas que no lo necesitan", de manera que pasarán a estar "dentro de los precios internacionales", detalló.

El "Acta por la paz" también incluía la derogatoria del Decreto 95, que promovía la actividad petrolera a nivel nacional, un instrumento que, según Vera, "tenía un plazo de cien días y ya se cumplió".

"No se va a incrementar la búsqueda de nuevas zonas de exploración petrolera en las áreas naturales protegidas o zonas intangibles", apuntó Vera sobre unas restricciones que también aplican para la minería, excluida además de "áreas protegidas hídricas que define el Ministerio de Ambiente".

"Lo que buscamos como Gobierno es una minería sostenible y participativa con las comunidades", agregó.

Asimismo, Vera destacó el trabajo realizado por las autoridades durante las protestas para mantener el fluido eléctrico a nivel nacional, pues grupos de manifestantes quisieron tomar el control de instalaciones neurálgicas para el sistema eléctrico del país como la de Tisaleo, en la provincia de Tungurahua.

Fernando Gimeno