EFETegucigalpa

El Banco Central de Honduras (BCH) aprobó este martes una serie de medidas orientadas a reducir el impacto en la economía de la crisis del coronavirus, que ha dejado 22 muertos y 305 casos confirmados en esta nación.

Las medidas fueron aprobadas ante un "escenario interno y externo de mayor incertidumbre y volatilidad" y en el marco del Programa Monetario 2020-2021 de Honduras, en el cual se estableció como medida monitorear permanentemente el impacto del COVID-19 sobre la economía, señaló el organismo en un informe.

El presidente del Banco Central, Wilfredo Cerrato, dijo que las nuevas medidas buscan flexibilizar las condiciones financieras facilitando el funcionamiento del sistema financiero y de pagos del país al disponer de liquidez para atender las necesidades de los agentes económicos en momentos de alta demanda.

Además, pretenden propiciar el acceso al crédito a los distintos sectores económicos que ayuden a mitigar el impacto generado por la pandemia del coronavirus.

ALIVIO EN SISTEMA FINANCIERO

La primera medida consiste en reducir "el requerimiento de inversiones obligatorias en moneda nacional, del 3 al 0 %" a partir de este miércoles, lo que representa una inyección de 6.500 millones de lempiras (262,6 millones de dólares).

Otra medida busca ampliar la suspensión temporal de la subasta diaria de letras del BCH dirigidas a instituciones del sistema financiero de 30 a 75 días adicionales, es decir, hasta el 30 de junio de 2020.

La tercera medida, consiste en suspender durante el segundo trimestre de este año las subastas estructurales de valores del Banco Central, lo que dejaría una disponibilidad adicional de recursos de hasta 5.000 millones adicionales (202 millones de dólares) al sistema financiero.

Asimismo, el emisor aprobó reducir las tasas de interés de las ventanillas de crédito de la institución al sistema financiero a partir de hoy.

IMPACTO VISIBLE

En el mercado internacional, el impacto del coronavirus "ya es visible" en los países más afectados, ya que la pandemia ha obligado a muchas naciones del mundo, entre ellas los socios comerciales más relevantes para la economía hondureña, a aplicar "fuertes medidas de restricción de movilidad y cuarentena", enfatizó el Banco Central.

Las restricciones han causado "choques importantes de oferta debido a la caída en la producción y el empleo, así como de demanda, por la reducción en el gasto de los hogares y las empresas", añadió.

Ante este panorama, los organismos internacionales y agencias especializadas prevén "una recesión mundial" para 2020, influenciada principalmente por las perspectivas para la zona euro y los Estados Unidos.

En el primer trimestre se observa una caída en el precio internacional promedio del petróleo de 16,4 %, respecto a igual período de 2019, resultado de la disminución en la demanda mundial de combustible debido a la crisis sanitaria.

Además, se ha denotado un aumento en el precio del café de 10,8 % por la interrupción del suministro en los principales países exportadores de América del Sur, según el Banco Central de Honduras.