EFEGuayaquil (Ecuador)

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, expresó este lunes su optimismo sobre el futuro de Ecuador a raíz de sus reformas estructurales y acercamiento a organismos internacionales desde que el presidente Lenín Moreno encabeza el Gobierno.

Lo hizo en una conferencia de prensa de apertura de la Asamblea Anual de Gobernadores del BID, que se desarrollará hasta el miércoles en la ciudad costera de Guayaquil (suroeste).

"No hay duda de que Ecuador está trazando un camino que busca superar algunos de los desequilibrios macroeconómicos, transitar de esta forma a un modelo de crecimiento en el que el sector privado tenga un mayor protagonismo y profundizar los avances sociales", manifestó el colombiano Moreno en la inauguración de la cita.

El presidente de la entidad continental subrayó que el programa de reformas estructurales que lleva adelante el Gobierno del presidente ecuatoriano "quiere ayudar a la estabilidad fiscal, fomentar la inversión y dinamizar la economía".

Además, indicó que el país se encuentra "en la buena dirección" tras varios hitos en el ámbito internacional como el Acuerdo Comercial suscrito con la Unión Europea, su reciente adhesión al Centro de Desarrollo de la OCDE, o su cada vez más cercana incorporación a la Alianza del Pacífico.

"Por todas estas razones -dijo- estamos llenos de optimismo sobre el futuro de este país".

"En el BID estamos orgullosos de ser socios del Ecuador y apoyar al país en esta coyuntura compleja en la cual vive toda nuestra región", comentó el presidente del organismo antes de asegurar que este país tiene la cartera activa de proyectos más grande de la región andina, siendo la entidad bancaria su principal fuente como organismo multilateral.

Y es que el BID aprobó solo en 2018 cerca de 900 millones de dólares en préstamos para el sector público en algunos programas inéditos de la institución, apostilló Moreno.

En el acto protocolario intervino el ministro de Economía y Finanzas de Ecuador, Richard Martínez, quien suscribió junto al directivo del BID convenios que ascienden a 737 millones de dólares para obras de vivienda, saneamiento y tratamiento de aguas residuales, optimización de recursos energéticos, buenas prácticas ambientales, entre otros.

Martínez señaló que Ecuador "ha dejado el aislamiento para volver a jugar en las 'grandes ligas'" y que "el resultado ha sido el mejor" al recuperar la confianza crediticia y obtener un respaldo financiero inédito de organismos multilaterales en su conjunto por 10.200 millones hasta 2021, según un comunicado de su cartera.

El ministro de Finanzas indicó que los créditos se reflejarán en obras de infraestructura que se realizarán con las líneas aprobadas, como en el caso de Quito, donde se invertirán 40 millones para mejorar el acceso al agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

Las partes firmaron otros dos convenios a través de BID Invest, por valor de 18 millones de dólares con la Universidad de las Américas (UDLA) y otro por 50 millones con Banco Guayaquil.

La reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la que se dan cita delegados de 48 países, analizará los retos y oportunidades de desarrollo de América Latina y el Caribe, así como la actual coyuntura económica.

Se trata del encuentro número 60 de la junta de gobernadores del grupo y es el principal órgano de toma de decisiones de la institución, que aglutina a ministros de Hacienda, de Economía, o presidentes de los bancos centrales.

En el evento está previsto que se presente la estrategia institucional del Grupo BID y una edición actualizada del informe macroeconómico anual sobre América Latina y el Caribe.

La cita representa un fuerte espaldarazo para las políticas en el ámbito financiero internacional del presidente de Ecuador.