EFENueva Delhi

La India obtuvo la independencia del imperio británico en 1947 gracias a la lucha pacífica impulsada por el "mahatma" Gandhi y en este contexto Argentina lanzó hoy en Nueva Delhi una comisión para tratar de alcanzar a través del diálogo una solución a la controversia con Reino Unido sobre las islas Malvinas.

El ministro de Exteriores argentino, Santiago Cafiero, inauguró esta comisión que contó con el respaldo de la pacifista Tara Gandhi, nieta del "mahatma" (gran alma), que siguiendo los pasos de su abuelo promueve el logro de objetivos a través de la no violencia.

"Deseo los mejores resultados para su país, para Argentina, que tiene un lugar muy especial en nuestros corazones (...) Mis oraciones son para ustedes, por la verdad y la victoria de la no violencia y la paz", afirmó Gandhi, a la que felicitaron durante el evento cantándole por su 88 cumpleaños, que celebró hoy.

También pasó a formar parte de la comisión el conocido diputado e intelectual indio Shashi Tharoor, autor de varios libros sobre el colonialismo británico y sus efectos negativos en la India, que subrayó la necesidad de que Londres y Buenos Aires dialoguen.

"La ausencia de diálogo, (...) que caracterizó los momentos iniciales de la pandemia, no debería repetirse cuando se trata de temas políticos de larga duración como el de Malvinas", remarcó durante su intervención Tharoor, que abrió el evento.

El Reino Unido tiene desde 1833 la soberanía de las islas Malvinas y el 2 de abril de 1982, hace 40 años, se inició una guerra con el desembarco de tropas argentinas en el archipiélago, que concluyó en junio de ese año con su rendición. En el conflicto bélico murieron 255 británicos, tres isleños y 649 argentinos.

Desde el fin de la guerra, el Reino Unido se niega a retomar las negociaciones con Argentina que se habían iniciado en 1966 gracias al impulso de Naciones Unidas, pese a los reiterados llamados al diálogo por parte de la ONU y otros foros internacionales.

El canciller argentino explicó a Efe que aunque su país se abraza a los "valores del multilateralismo" en esta disputa con Londres, el Reino Unido no está siguiendo el dictado de Naciones Unidas o del derecho internacional, una postura que no puede continuar.

"El Reino Unido no lo está aplicando, queremos cortar con esa hipocresía. Queremos que el Reino Unido se siente en la mesa con Argentina y con respeto avancemos en una resolución pacífica de esta controversia de soberanía que viene desde hace 189 años", afirmó Cafiero, que estuvo apoyado por varias embajadas latinoamericanas.

Ante esta situación, Argentina ha optado por "crear este tipo de comisiones, sensibilizar a la comunidad internacional, pero también a la sociedad civil", un proceso que aunque se lleva a cabo desde hace varios años, se ha potenciado con el 40 aniversario.

"Son unas fechas de mucho dolor para los argentinos por las pérdidas (...) pero realmente a lo que nos impulsa ese dolor es a seguir adelante, a no bajar los brazos y a seguir reclamando de modo pacífico que es lo que siempre ha hecho la Argentina", señaló.

Así la India puede desempeñar un papel importante como mediador con Reino Unido, el cual tiene ahora una gran dependencia comercial con su antigua colonia, como escenificó esta semana la visita del primer ministro británico, Boris Johnson, al país asiático.

En este contexto el canciller argentino se reunió este mañana con su homólogo indio, Subrahmanyam Jaishankar, al que agradeció su "tradición de apoyo a la resolución pacífica de esta controversia".

"La India es un país que siempre ha acompañado a la Argentina en este reclamo, con lo cual que naturalmente le agradecí el acompañamiento, haciendo hincapié en que este año se cumplieron 40 años del conflicto del Atlántico Sur y donde la Argentina está haciendo una introspección muy grande (...) y mira a los costados y ve a los amigos que siempre la han acompañado", concluyó.