EFESantiago de Chile

La chileno-brasileña Latam, la principal aerolínea de Latinoamérica, deja atrás su "annus horribilis" en el que tuvo que declararse en bancarrota y afronta el futuro con "optimismo" y convencida de que saldrán de la pandemia "más competitivos" y "con una estructura de costes imbatible".

El consejero delegado (CEO) de la compañía, Roberto Alvo, indicó en una entrevista con Efe que el plan de reestructuración que deben presentar a sus acreedores está casi listo y que la liquidez actual que tienen es "la más grande en términos absolutos y relativos de la región".

La empresa, nacida en 2012 de la fusión entre la chilena Lan y la brasileña Tam, acabó 2020 con una caída del 58,4 % en sus ingresos operacionales y una pérdida neta de 4.545,9 millones de dólares y espera retomar hasta el 80 % de sus operaciones prepandémicas a finales de año.

Pregunta (P): Esta semana se cumplió un año desde que la compañía se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, una fórmula que permite a una empresa que no puede pagar sus deudas reestructurarse y seguir funcionando sin la presión de los acreedores, ¿cómo han sido estos meses?

Respuesta (R): Ha sido el más difícil en la historia de la industria aérea mundial y de Latam. En estos meses, lo máximo que hemos operado ha sido el 40 % de nuestra operación original prepandemia. Nunca imaginamos que iba a durar tanto, pero creo por otro lado ha sido un momento de reflexión sobre qué es lo que tiene que hacer Latam para salir de esto.

Hoy en día estamos tranquilos, desde el punto de vista financiero. Cerramos el primer trimestre con 2.600 millones de dólares de liquidez, es la liquidez más grande en términos absolutos y relativos que tiene cualquier compañía en la región. Estamos muy confiados de que Latam va a salir muy fortalecida, con una estructura de costes imbatible en la región.

P: ¿Cuándo podrá salir Latam del Capítulo 11?

R: Nos hemos puesto el objetivo de salir a finales de año y estamos trabajando fuertemente para llegar a esa meta.

"LA INDUSTRIA VA A CAMBIAR"

P: El plan de reestructuración que la compañía debe presentar a los acreedores, ¿conlleva despidos?

R: En abril y mayo operamos cerca del 5 % y ahí nosotros nos redimensionamos. Nos dimos cuenta de que la industria iba a tomar un tiempo largo en recuperarse. Latam tenía más de 43.000 empleados antes de la pandemia y hoy somos un poco menos de 29.000. El redimensionamiento de Latam, que también involucra menos flota y una compañía más pequeña por lo menos durante los dos próximos años, ya está hecho.

Logramos variabilizar nuestros costes, el 80 % son variables, y eso nos permite gastar lo que necesitamos. Estamos listos para el rebote de la demanda.

P: ¿Y cuándo cree que será ese rebote?

R: Es más fácil predecir el mediano que el corto plazo. Pensar en que el grupo esté operando entre un 60 % y 80 % de su operación prepandemia para finales de este año es razonable, pensar que vamos a estar cerca del 90 % o 100 % en los próximos dos años es razonable también, pero para los próximos dos o tres meses no vale la pena aventurar una predicción.

P: ¿Vaticina una industria con menos actores?

R: Creo que la industria va a cambiar, pero no creo que sea tan inmediato. La deuda de la industria como porcentaje de los ingresos se duplicó y eso significa que hay modelos de los que ya había dudas sobre su viabilidad y que hoy en día van a estar mucho más amenazados. En Europa ya ha pasado con muchas compañías que estaban en esa posición y creo que la situación en la región no es muy distinta, simplemente lleva un proceso más lento.

P: ¿La desaparición de actores implicará un aumento en la tarifa de los billetes?

R: Como la capacidad instalada de la industria es más grande de la demanda, va a existir durante un tiempo importante una presión fuerte sobre las tarifas. En el mediano plazo, independientemente de si hay algún movimiento industrial, lo que va a marcar la tendencia de precios va a ser la demanda.

"NINGÚN ACTIVO ESTÁ EN VENTA"

P: Chile acaba de lanzar un "pase de movilidad", que da más libertades a los vacunados y autoriza los viajes entre regiones, pese a contar con la oposición de los gremios médicos, ¿qué le parecen estos carnés?

R: Estamos a favor de una recuperación de la movilidad siempre que sea segura. Volar es seguro y todas la compañías hemos cumplido con eso.

P: Las acciones de Latam se desplomaron el martes un 20,4 % en la Bolsa de Santiago y su cotización fue suspendida. Durante horas hubo rumores sobre una posible venta de la filial en Brasil, ¿qué hay de cierto en eso?

R: Categóricamente y con todo énfasis, nuestra empresa en Brasil ni ninguno de los activos que tiene Latam están en venta. Nosotros vamos a salir extremadamente competitivos en costos y vamos a competir activamente en todos los mercados. Muchas empresas no optaron por este camino. Creo que hay una motivación defensiva, de temor, al impacto que va a tener nuestra reestructuración.

María M.Mur