EFERío de Janeiro

El clima para los negocios en América Latina cayó en el segundo trimestre de 2022 a su menor nivel en cerca de dos años, afectado por la guerra en Ucrania, según el indicador medido por el centro brasileño de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV) y divulgado este martes.

De acuerdo con la FGV, que consulta trimestralmente a 145 especialistas de 15 países, el llamado Índice de Clima Económico (ICE) de América Latina se ubicó en el segundo trimestre de este año en 67,3 puntos, su menor nivel desde el tercer trimestre de 2020 (65,3 puntos).

El indicador viene cayendo gradualmente desde los 101,4 puntos que llegó a tener en el tercer trimestre de 2021, cuando la región parecía haber superado la grave crisis económica generada por la pandemia de la covid.

El empeoramiento del clima para los negocios volvió a ubicar el indicador por debajo de los niveles de prepandemia (85,9 puntos en el primer trimestre de 2020) y por debajo tanto del primer trimestre de este año (79,0 puntos) como del mismo período del año pasado (85,0 puntos).

"La economía de la región está mejor que durante el auge de la pandemia y cuando aún no había vacunas, pero no consiguió recuperar los niveles de 2019", según la FGV.

El empeoramiento en el último trimestre fue atribuido a los efectos negativos de la guerra en Ucrania, ya que tan solo un país de los diez analizados -Colombia- considera que el conflicto bélico tendrá un impacto favorable para el crecimiento económico ante el previsto aumento de las exportaciones de materias primas.

De acuerdo con el centro de estudios, en el deterioro del clima para los negocios en la región tuvo más peso el retroceso del Indicador de Expectativas, que mide la proyección de los economistas para la situación en los próximos seis meses y que cayó desde 108,6 puntos en el primer trimestre hasta 87,2 puntos en el segundo.

Por su parte, el Indicador de la Situación Actual, con el que los economistas evalúan la coyuntura actual, tan solo bajó desde 52,3 puntos hasta 48,8 puntos.

Por países, el que tuvo el mayor Índice de Clima Económico en el segundo trimestre fue Uruguay, con 149,6 puntos y el único en situación considerada como favorable (superior a 100 puntos), seguido por Colombia (95,7) y Paraguay (91,2).

En la zona desfavorable se ubicaron Ecuador (72,1 puntos), México (66,2), Bolivia (65,9), Perú (63,4) y Brasil (62,7), y en la zona más crítica Chile (46,0), Argentina (39,1) y Venezuela, que dejó de ser evaluada.

De los países evaluados tan solo dos registraron una mejoría entre el primero y el segundo trimestre: Uruguay subió 14,2 puntos y Brasil 2,1 puntos. Por el contrario, los que más perdieron puntos fueron Argentina (27,9), Chile (25,7), Paraguay (22,4) y Ecuador (21,6).

En cuanto a la proyección para el crecimiento económico de cada país este año, el mejor ubicado es Colombia, para la que se prevé una expansión del 4,3 % en 2022, seguido por Bolivia (4,0 %), Uruguay (3,8 %), Perú (2,9 %), Ecuador (2,8 %), Argentina (2,8 %), México (1,9 %), Chile (1,5 %), Paraguay (1,2 %) y Brasil (0,8 %).

Los países cuya proyección de crecimiento económico en 2022 más se redujo entre el primero y el segundo trimestre fueron Paraguay, con una caída de 2,4 puntos porcentuales, Chile (-0,9 puntos) y México (-0,6 puntos).