EFENueva York

El consejero delegado (CEO) de American Airlines, Doug Parker, se retirará de su puesto después de 20 años al frente de varias aerolíneas y será sustituido por el actual presidente, Robert Isom, en marzo del año que viene, según anunció este martes la compañía.

Parker, de 59 años, se convirtió en CEO de la extinta America West días antes de los atentados del 11-S y se erigió en "arquitecto" de buena parte de la concentración empresarial de un sector que hoy cuenta con cuatro grandes aerolíneas, entre las cuales American Airlines es la más grande.

America West capeó la crisis posterior a los ataques terroristas bajo su mando y en 2005 dirigió la compra de US Airways, que estaba en bancarrota, seguida por una fusión en 2011 con American, también en quiebra, de la cual emergió la aerolínea más grande del mundo en 2013.

"Ha sido el privilegio de mi vida servir 20 años como CEO de aerolíneas", aseguró en una nota Parker, que durante ese tiempo ha colaborado con su sucesor, a quien ofrece su voto de confianza.

Robert Isom, presidente desde 2016 y con tres décadas de experiencia en diferentes campos, ha destacado por su esfuerzo durante la crisis provocada por la pandemia de covid-19 y está "bien posicionado" para sacar ventaja de la recuperación de la industria, dijo el ejecutivo.

American Airlines todavía sufre pérdidas a raíz del coronavirus, si bien van encaminadas a reducirse a la mitad respecto al año pasado, con 4.800 millones acumulados en rojo en los nueve primeros meses de 2021 debido a las restricciones a los viajes internacionales y la baja demanda turística.

Parker, que permanecerá como presidente de la junta directiva, no es el único alto ejecutivo del sector que deja el reto de la recuperación económica a un sucesor, ya que el también veterano CEO de Southwest Airlines, Gary Kelly, igualmente se retirará el año que viene.

Previamente, en mayo de 2020, Scott Kirby tomó las riendas de United Airlines tras la salida de Oscar Muñoz.

American Airlines subía un 0,65 % este martes en Wall Street donde cotiza en el índice Nasdaq. Desde el comienzo del año, se ha revalorizado un 14 %.