EFEMiami

Los consumidores de América Latina y el Caribe, donde el dinero en efectivo es la forma dominante de pago, están dando prioridad a la salud, higiene y seguridad durante la pandemia y así la implantación del comercio electrónico y los pagos sin contacto se está acelerando, según un estudio de Visa.

La compañía realizó del 15 a 22 de abril un sondeo a 400 personas en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Perú y México para descubrir cómo la pandemia había afectado las percepciones y actitudes con respecto al gasto y a los pagos.

Los resultados del sondeo ponen de relieve una tendencia plasmada en hechos como el que 13 millones de propietarios de tarjetas Visa en América Latina y el Caribe hicieran una compra en línea por primera vez en su vida en el trimestre finalizado en marzo.

Además, Visa destaca que las tarjetas activas sin contacto se han triplicado en el último año en la región y hay países, como Chile y Costa Rica, donde se usan en un 50 % de las transacciones presenciales.

"Los consumidores cambian su forma de comprar y pagar solamente cuando consideran que hacerlo les proporciona valor. La pandemia ha reforzado rápidamente los beneficios del comercio electrónico y pagos sin contacto", dijo Vanesa Meyer, vicepresidente de Innovación y Diseño para Visa América Latina y el Caribe.

En 17 mercados en América Latina y el Caribe la penetración de las transacciones presenciales sin contacto superó los dos dígitos en marzo.

El estudio hecho en el mes de abril reveló que las experiencias de comercio electrónico y pagos sin contacto son percibidas como opciones más seguras e higiénicas durante la pandemia.

El 39 % dijo que "evitar el contacto" es lo que le lleva a comprar en línea, mientras que un 26 % dijo que es una forma más conveniente de comprar bienes y servicios.

El sondeo muestra también que en los últimos tres meses, las tarjetas de débito fueron elegidas como el método preferido para pagar el 72 % de las veces, seguidas de las tarjetas de crédito (63 %) y el efectivo (44 %).

El 17 % de los consumidores encuestados de la región usó los pagos sin contacto para su última compra.

El sondeo revela también que un 59 % está comprando más productos de limpieza para el hogar y un 47 % está comprando más servicios de streaming que antes de la pandemia.

El impulso detrás del comercio electrónico y los pagos sin contacto en América Latina y el Caribe refleja las tendencias que Visa ha identificado globalmente.

Al final del segundo trimestre del año fiscal (enero a marzo del 2020), excluyendo a Estados Unidos, casi el 60 % de las transacciones presenciales fueron transacciones sin contacto y los pagos sin contacto crecieron más del 40 % a nivel mundial en comparación con el año anterior.