EFEWashington

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó este martes sus previsiones sobre el crecimiento económico de Estados Unidos hasta el 7 % este año y el 4,9 % el que viene, por entender que los planes de estímulo y el escudo social que ha planteado el Gobierno de Joe Biden impulsarán la economía del país.

En la revisión de sus perspectivas económicas de abril, el FMI atribuye además a Estados Unidos la mejora de su previsión de crecimiento global en 2022, al considerar que el medio punto sobre el que eleva dicha estimación, hasta el 4,9 por ciento, procede de la primera economía del planeta.

El organismo internacional advierte, no obstante, de algunos riesgos que corren las principales economías, incluida la estadounidense, como el de que la vacunación vaya más lenta de lo esperado y provoque -como ya está ocurriendo en algunas zonas del país- que las nuevas variantes del virus se extiendan.

Y señala otro riesgo en el caso de Estados Unidos, el de que los planes de Biden sean "más débiles" de lo esperado o con partidas presupuestarias inferiores, lo que podría llevar a que el crecimiento del país se ralentice y afecte también a la recuperación mundial.

En cualquier caso, el FMI es optimista y coloca a Estados Unidos como el motor responsable de la mejora de sus previsiones económicas mundiales.

Para este año, el Fondo eleva al 7 % la previsión de crecimiento del país, seis décimas por encima de lo que calculó hace tan solo tres meses. Y sube en 1,4 puntos la estimación para 2022, hasta el 4,9 %.

No espera, por otra parte, que la subida de los salarios en el país presione de forma negativa sobre el mercado laboral.

En cuanto a la elevada inflación -que en Estados Unidos ha llegado a alcanzar el 5,4 %-, entiende que es coyuntural y acabará en niveles previos a la pandemia una vez se estabilicen los desequilibrios entre oferta y demanda provocados por la escasez de producción o por el encarecimiento de algunos productos por culpa de la crisis que trajo consigo la COVID-19.