EFEWashington

El Fondo Monetario Internacional (FMI) empeoró este lunes las previsiones económicas para Argentina, con una contracción de 1,3 % este año y un crecimiento del 1,1 % en 2020, mientras que la inflación cerrará 2019 en el 40 %, por encima del 30,5 % que el organismo calculaba hace tres meses.

"Las previsiones de crecimiento han sido revisadas a la baja en 2019 y 2020", explicó el Fondo en su cuarta revisión de la economía argentina en el marco de su programa de rescate, que rebaja el crecimiento estimado el próximo año a la mitad.

"La revisión de 2019 refleja un crecimiento de la producción más débil (especialmente en la demanda doméstica y las importaciones) en el primer trimestre y la rebaja de las previsiones de socios comerciales regionales (particularmente en Brasil)", agregó.

A medida que avanza el año, la institución financiera prevé que "la recuperación de la producción agrícola y la reconstrucción del poder de compra real de los salarios tras la fuerte compresión del pasado año debería respaldar el regreso a un crecimiento positivo secuencial a partir del segundo trimestre".

En sus últimas previsiones, divulgadas en abril, el FMI situó la contracción prevista en Argentina hasta el 1,2 % para 2019 y un crecimiento positivo del 2,2 % para el próximo, y estableció su pronóstico de la inflación en el 30,5 % a final de año y del 21 % para 2020.

Por su parte, agregó el documento, "se espera que la inflación concluya el año cerca del 40 % (bien por encima del 30,5 % previsto) debido al aumento de los salarios nominales y un significativo aumento de las expectativas de inflación".

"Una continuada contención monetaria y fiscal, junto con una menor volatilidad del tipo de cambio y un mejor anclaje de las expectativas del tipo de cambio, se prevén que contribuyan al gradual declive de la inflación mensual en el futuro", señaló.

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el pasado viernes un nuevo desembolso de 5.400 millones de dólares a Argentina en el marco del préstamo suscrito en 2018 de 56.300 millones por tres años.

Con el visto bueno a estos 5.400 millones de dólares, el Fondo ya ha desembolsado en Argentina 44.100 millones de dólares de dicho préstamo.