EFEPanamá

El gigante chino Huawei abrió hoy en Panamá su sexto centro de distribución en el mundo, desde donde aspira a distribuir al resto de países de Latinoamérica 15 líneas de producto y 1.500 nodos de acceso al mes.

"Hemos decidido instalarnos en Panamá no solo por su posición geográfica, sino también por su regulación y su flexibilidad. Son muy abiertos con las multinacionales. Nos sentimos cómodos y seguros con las políticas panameñas", dijo a Efe el vicepresidente de Huawei para Latinoamérica, Jonathan Zhang, en la inauguración del centro.

Esta nueva planta de distribución, de 10.000 metros cuadrados, se encuentra en la Zona Libre de Colón (ZLC), la zona franca más importante del continente ubicada en el Caribe panameño.

El mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, que durante el primer semestre de 2015 facturó 28.700 millones de dólares por ventas, tiene otros cinco centros de distribución: Brasil, México, Dubái, Hungría y China.

Con la apertura de este centro, Panamá se consolida como el "brazo comercial" de China en América Latina, dijo este jueves el presidente panameño, Juan Carlos Varela, en la ceremonia de inauguración.

"El mensaje que se manda hoy es que nuestro centro logístico, la Zona Libre de Colón, nuestros puertos y aeropuertos siguen siendo muy competitivos", afirmó el mandatario.

En el centro de distribución de Colón han empezado a trabajar 200 empleados, aunque en 2017 se espera que la cifra aumente hasta los 300 trabajadores.

La compañía se negó a revelar el costo de la inversión en Panamá, pero adelantó que espera tener unos ingresos en este centro de 20 millones de dólares en 2015, 160 millones de dólares en 2016 y 190 millones de dólares en 2017.

"Lo llamamos centro de distribución pero en realidad es mucho más que eso. Panamá va a ser también un centro de pruebas y de embalaje", agregó el vicepresidente para Latinoamérica de Huawei.

El gigante tecnológico utilizará materiales locales para empaquetar los productos por valor de 20 millones de dólares en 2015 y de 160 millones de dólares en 2016.

"Esto demuestra claramente que la crisis que enfrenta la Zona Libre, producto de la devaluación de la moneda (dólar) y de algunas situaciones en otros mercados, es pasajera", apuntó, por su parte, Varela.

La Zona Libre de Colón, que representa alrededor del 8 % del Producto Interior Bruto (PIB) de Panamá y alberga cerca de 3.000 empresas, experimentó una caída en sus ingresos en 2014 del 12,3 % y en 2013 del 10,9 %, que se atribuye principalmente a la situación económica de Venezuela y a los aranceles impuestos por Colombia a algunas reexportaciones.

Según cifras oficiales, los empresarios venezolanos le deben a la zona franca un total de 1.200 millones de dólares.