EFEMéxico

La secretaria de Energía de México, Rocío Nahle, defendió este lunes ante el Senado la polémica construcción de la refinería de Dos Bocas, en el suroriental estado de Tabasco, apelando a la seguridad energética y al autoabastecimiento como, dijo, hacen otros países.

"La construcción de la refinería de Dos Bocas, proyecto que procesará 340.000 barriles por día, obedece a la política de autoabastecimiento para reforzar su seguridad energética, a través del incremento de la producción de combustibles, tal como lo hacen otros países", dijo Nahle, funcionaria muy cercana al presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En comparecencia ante la Comisión de Energía del Senado, utilizó como referencia las refinerías en otros países para realzar la obra mexicana que se ha visto envuelta en polémicas por su costo, su ubicación y su aprovechamiento.

"China es autosuficiente, tiene 179 refinerías; India también es autosuficiente al 100 % y tiene 24 refinerías, entre ellas la más grande del mundo; Estados Unidos tiene 135 refinerías; España es autosuficiente con el 99 % con 11 refinerías; Francia, con el 97 % y ocho refinerías", explicó Nahle.

Y lo contrastó con México, que dijo, solo tiene un 23 % con seis refinerías.

Por ello, consideró "necesario ir caminando a la autosuficiencia y hacer una refinería nueva" y recordó que Dos Bocas cuenta con todos los permisos requeridos, entre los que se destacan permiso para la refinación del petróleo, dictamen técnico del Instituto Mexicano del Petróleo, evaluación de impacto social y manifestación de impacto ambiental.

Hace una semana, también ante el Senado, el titular de la petrolera estatal Pemex, Octavio Romero, indicó que la nueva refinería tendría una inversión de 8.900 millones de dólares aunque al inicio de la actual administración se dijo que su costo rondaría los 8.000 millones de dólares.

La refinería, la séptima en el país, junto con el Tren Maya y el Nuevo Aeropuerto de México son las obras de infraestructura insignia de la administración del presidente López Obrador, envueltas en controversias por su impacto ambiental.

DEFIENDE LA POLÍTICA ELÉCTRICA

Nahle también defendió la nueva política energética del Gobierno, que prioriza la electricidad de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) por delante de las energías renovables de generadores privados y que fue impugnada por la Suprema Corte de Justicia.

Dijo que el Gobierno "será respetuoso de la ley en todo momento, pero es claro que tenemos que garantizar la seguridad nacional del sistema eléctrico nacional".

La funcionaria aseguró que esta política frena la pérdida de unos 2.700 millones de pesos (unos 129 millones de dólares) a la CFE.

Ante las acusaciones al Gobierno por frenar las energías renovables, Nahle dijo que estas "ni son tan baratas, ni las empresas son la madre de la caridad".

López Obrador negó este lunes que el Gobierno mexicano frene la inversión privada en energías renovables, pero pidió a las empresas "no abusar".

Legisladores republicanos y demócratas denunciaron la semana pasada que López Obrador violaría el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por su intención de fortalecer Pemex y la CFE.