EFEAsunción

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay (MOPC) informó hoy sobre la suspensión de las obras del Metrobús, y que la constructora será la encargada de habilitar la zona para el tránsito de vehículos antes de fin de año bajo el liderazgo de ese despacho.

En concreto, suspende las obras en los tramos 2 y 3 (los únicos empezados) hasta "tener un panorama más claro" de cómo acometer la infraestructura y toma el control de los trabajos de habilitación de la zona de obras, que ejecutará la propia empresa, la firma portuguesa Mota Engil.

Asimismo, afirmó en un comunicado que los reclamos que el Estado y la contratista puedan tener "serán debatidos en el ámbito que corresponda", pero "la relación con la empresa Mota Engil fenece el 23 de diciembre del 2018, conforme al contrato".

El Metrobús, el sistema de transporte público basado en autobuses rápidos de alta capacidad, que prometía transformar la movilidad en el área metropolitana de Asunción y que fue el proyecto estrella del anterior Ejecutivo de Horacio Cartes, queda así paralizado de forma indefinida.

Mota Engil suspendió los trabajos en la noche del pasado viernes al no alcanzar un acuerdo con el Gobierno para resolver los obstáculos que, según la empresa, impedían el avance de las obras y el cumplimiento de los plazos.

El ministro Arnoldo Wiens anunció entonces que su cartera tomaría "medidas legales y financieras" contra la constructora por el abandono de las obras, pero la compañía, en un comunicado publicado el lunes, insistió "vehementemente" en que no ha abandonado el proyecto y mostró además su "disponibilidad" para continuar buscando una solución.

Explicó que el cese de los trabajos se produjo al finalizar el plazo, acordado por ambas partes, para resolver los impedimentos al avance de la obra, en referencia a las expropiaciones necesarias para acometer la infraestructura, o el pago de las consecuentes indemnizaciones a los afectados.

Errores que la contratista atribuye al anterior Gobierno y que asegura que debe ser el Estado quien los resuelva, según el contrato de licitación.

La empresa envió un preaviso de suspensión de los trabajos al nuevo Gobierno, nada más tomar posesión en agosto, y que venció este viernes sin "alcanzar las soluciones deseadas", según el comunicado de Mota Engil.

Por su parte, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, ordenó el lunes la creación de tres mesas de trabajo para encontrar soluciones "urgentes" al embrollo del Metrobús, una de ellas de carácter social que canalice las ayudas a los afectados.

Dichas mesas también trabajarán las cuestiones técnicas y jurídicas de cara a estudiar un posible litigio contra la empresa, que el mandatario aseguró que el país tiene "todas las de ganar".