EFEBuenos Aires

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, viajará este domingo a Nueva York, donde se reunirá con autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), con quien el país austral contrajo una deuda de 56.300 millones de dólares, confirmaron este sábado a Efe fuentes oficiales.

Está previsto que la visita de Guzmán se prolongue durante dos días, de manera que vuelva al país el martes, y no se espera que durante este viaje haya definiciones importantes sobre la pesada deuda externa que arrastra el país, que entró en crisis en abril de 2018.

El titular de la cartera de Economía participará de un desayuno en el Consejo de las Américas, al que acudirán empresarios, analistas e inversores, y también se reunirá con Luis Cubeddu, el jefe de misión para Argentina del FMI.

El pasado martes, el Gobierno argentino envió al Parlamento un proyecto de ley de "restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa", que habilitaría a Guzmán a realizar una serie de acciones para reestructurar bonos emitidos bajo legislación extranjera.

El proyecto, que está previsto que se debata en la Cámara Baja el jueves 30 de enero, autoriza al Ejecutivo a efectuar las operaciones de administración de pasivos, canjes o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los títulos públicos argentinos emitidos bajo ley extranjera.

El nuevo Gobierno de Alberto Fernández ha reafirmado su voluntad de pago de la deuda pública, pero sostiene que necesita tiempo para que la economía vuelva a crecer y por eso plantea tanto a sus acreedores privados y FMI mayores plazos de pago.

Este viernes, Fernández insistió en que el Gobierno anterior dejó a Argentina "virtualmente" en cese de pagos y que el país necesita recomponerse social y económicamente, "poder exportar y conseguir dólares para, a partir de allí, ver la manera de poder cumplir las obligaciones" de deuda.

"Y para eso tenemos que ponernos de acuerdo con los acreedores y con el Fondo", dijo el mandatario en declaraciones a los medios argentinos que lo acompañaban en su viaje a Israel.