EFEBuenos Aires

El Senado de Argentina debate este jueves una reforma impositiva por la que trabajadores de ingresos medios quedarán excluidos del pago del tributo a las Ganancias que pesa sobre los salarios.

El proyecto de ley, que el mes pasado ya fue aprobado por la Cámara de Diputados, es impulsado por el oficialismo, pero cuenta con amplio respaldo de diversos bloques opositores.

La iniciativa, de aprobarse, eximirá del pago del impuesto a las Ganancias a aquellos trabajadores que cobren un sueldo menor a 150.000 pesos (1.530 dólares) mensuales.

Actualmente, el tributo se aplica sobre salarios superiores a los 90.135 pesos (920 dólares).

Los mismos cambios se aplicarán para las jubilaciones sobre las que también pesa el impuesto a las Ganancias.

De aprobarse el proyecto, el aguinaldo o salario extraordinario, que en Argentina se cobra por mitades, a mediados y a finales de año, también quedará excluido del pago del tributo.

Asimismo, quedarán excluidos del tributo hasta septiembre próximo el personal de salud que debe prestar más horas de servicio debido a la pandemia de covid-19.

Según fuentes oficiales, la reforma beneficiará 1,2 millones de trabajadores y a 100.000 jubilados.

"Este proyecto implica una cuestión de justicia ya que una cantidad muy importante de trabajadores, jubilados y pensionados, dejarán de pagar Ganancias. Además, las modificaciones tienen un impacto reactivador y corrigen las distorsiones de los últimos años", dijo días atrás el secretario de Política Tributaria de Argentina, Roberto Arias, al comparecer ante comisiones del Senado.

El impuesto a las Ganancias siempre ha sido objeto de críticas por parte de los sindicatos y trabajadores independientes.

Se aplica con porcentajes variables sobre los ingresos d las personas a partir de un monto mínimo que es establecido por el Fisco.

Pero en un contexto de alta inflación en Argentina y actualización constante de los salarios, aún por debajo del índice de precios, muchas veces la falta d actualización del monto desde el cual se aplica el tributo ha hecho que en los últimos años miles de trabajadores de ingresos medios comenzarán a pagar el impuesto.

"Entre 2015 y 2019, cuando hubo un proceso de caída del salario real de 20 % y destrucción de empleo, más personas terminaron siendo alcanzadas por el impuesto. Casi se duplicó el número de personas alcanzadas: pasamos de 1,2 millones a 2,3 millones a fines de 2019", precisó Arias.