EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con un alza del 1 %, hasta 40,31 dólares el barril, logrando encadenar su tercera sesión consecutiva en verde al sobreponerse los inversores a su preocupación por la demanda.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en noviembre subieron 0,38 dólares respecto a la sesión previa.

El precio del barril de referencia estadounidense recuperó el nivel de los 40 dólares, todavía reaccionando a la caída semanal de las reservas que dieron a conocer ayer las autoridades y que contribuye a aliviar los temores por los problemas de almacenamiento.

Según la Administración de Información Energética, las reservas cayeron en 1,6 millones de barriles la semana terminada el 18 de septiembre; las reservas de gasolina descendieron en 4 millones de barriles y las de productos destilados en 3,4 millones de barriles.

La jornada había comenzado en rojo debido a la recurrente preocupación por el impacto de la pandemia de COVID-19 sobre la demanda, ya que se han impuesto nuevas restricciones de movilidad en países como Reino Unido, Alemania y Francia ante el aumento de casos.

Además, la demanda de combustible en EE.UU. sigue en niveles bajos y en el caso de la gasolina fue de 8,5 millones de barriles diarios la semana pasada, lo que supone un 9 % menos que en ese mismo periodo del año pasado, de acuerdo a datos oficiales.

"El trasfondo económico y petrolero actual no es nada alentador y esto ha recortado el intento de avance" del precio del Texas, que podría haber sido mayor en otras condiciones, dijo a CNBC el analista Tamas Varga de la firma PVM.

Por otra parte, los contratos de gasolina con vencimiento en octubre sumaron más de un centavo hasta los 1,20 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en el mismo mes subieron más de 12 centavos, hasta 2,25 dólares por cada mil pies cúbicos.