EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó este jueves un fuerte 2,8 % y cerró en 61,81 dólares el barril, en vista del aumento en las reservas y la producción de EE.UU., que han aliviado cierto temor a una reducción de la oferta global debido a los problemas geopolíticos.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en el mes de junio restaron 1,79 dólares respecto a la sesión previa.

Los inversores reaccionaron con fuerza a las cifras del inventario de petróleo estadounidense, que se dispararon la semana pasada a su nivel más alto desde septiembre de 2017, ya que la producción alcanzó un nivel récord.

Las reservas en Estados Unidos se incrementaron en 9,9 millones de barriles, hasta 470,6 millones, según divulgó este miércoles la Administración de Información de Energía, mientras que la producción aumentó a 12,3 millones diarios.

El movimiento de este jueves se produce pese a la intensificación de la crisis en Venezuela, donde el martes se produjo un alzamiento encabezado por el líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Por otra parte, este jueves EE.UU. dejó de aplicar exenciones a varios países, entre ellos China e India, que les permitían comprar petróleo iraní, por lo que al volver a aplicar sanciones los analistas apuntan a que se recortarán hasta 800.000 barriles diarios del mercado.

El precio del petróleo cayó a su nivel más bajo en un mes también entre versiones de que importadores asiáticos están buscando petróleo saudí para suplir la reducción en los flujos de Irán y Venezuela, y a semanas de la reunión de la OPEP y sus aliados, en la que debatirán si extienden sus recortes de la producción.

Los contratos de gasolina con vencimiento en junio restó medio centavo, hasta 2,02 dólares el galón, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, recortaron tres centavos, hasta 2,59 dólares por cada mil pies cúbicos.