EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con una subida del 3,87 %, hasta los 36,81 dólares el barril, en una jornada marcada por el optimismo entre los inversores y productores, que ven cerca un acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) para extender los recortes vigentes y equilibrar el mercado.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de futuros del WTI para entrega en julio sumaron 1,37 dólares respecto a la sesión previa del lunes, cuando el Texas retrocedió un 0,14 %.

Los precios del petróleo subieron espoleados por la posibilidad de que el acuerdo de la OPEP+ fructifique en la próxima reunión que se prevé celebrar esta semana por videoconferencia y en la que Arabia Saudí, el principal productor, abogará por extender los recortes hasta al menos septiembre.

Según los analistas, la voluntad de Arabia Saudí es perseverar en el recorte de 9,7 millones durante los próximos meses, lo que equivale a cerca del 10 % de la producción mundial de crudo.

Hasta ahora, el principal escollo para un acuerdo había sido Rusia, que en las últimas semanas ha acercado posturas con Riad en aras de un acuerdo.

Asimismo, las reaperturas económicas también han impulsado el precio del crudo en Estados Unidos, donde poco a poco se comienzan a registrar repuntes en la demanda, fuertemente golpeada por la pandemia del COVID-19.

En este sentido, el aumento constante de la demanda de gasolina y la caída de los inventarios de crudo en el principal punto de entrega en Estados Unidos, situado en Cushing (Oklahoma), también han respaldado los precios.

Por otro lado, los inversores vigilan de cerca la producción estadounidense, cuyo parón por los precios ha ayudado al equilibrio en el último mes tras el cierre de prácticamente la mitad de los pozos y plataformas activos.

Si los precios continúan subiendo, los analistas apuntan a que es probable que las compañías que han reducido su bombeo intenten poner la maquinaria de nuevo en marcha, una situación que podría frenar el impulso del WTI, que durante mayo llegó a sellar su mejor mes de la historia tras subir un 90 %.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en julio sumaron cinco centavos hasta los 1,11 dólares el galón, y los de gas natural, que expiran en julio, se mantuvieron planos en los 1,77 dólares por cada mil pies cúbicos.