EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó este martes un 0,17 % y cerró en 62,99 dólares el barril, una leve disminución en un contexto de inestabilidad por las tensiones de EE.UU. con Irán, en el estrecho de Ormuz, y con China, en un pulso comercial que podría disminuir el crecimiento global.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en junio retrocedieron 11 centavos de dólar respecto a la sesión previa.

Los futuros del petróleo de EEUU cambiaron poco este martes, apoyados por las tensiones y expectativas de Estados Unidos e Irán sobre los continuos recortes en el suministro de la OPEP, pero también bajo la presión de las preocupaciones sobre una prolongada guerra comercial entre Washington y Pekín.

La larga lucha arancelaria entre Estados Unidos y China genera preocupación por una desaceleración económica mundial y una disminución de la demanda en el mercado.

De hecho hoy dos informes, uno de la OCDE y otro de la ONU, ha hablan de previsiones a la baja en la economía internacional debido a las tensiones comerciales.

El lunes, el presidente Donald Trump amenazó a Irán con "gran fuerza" si atacaba los intereses de los Estados Unidos en Medio Oriente. Washington sospecha que las milicias con vínculos con Irán organizaron un ataque con cohetes en la capital de Irak, Bagdad. Irán respondió que resistiría la presión de EE.UU. rechazando nuevas conversaciones.

Las tensiones se han incrementado en un mercado ya apretado, como lo han hecho la OPEP, Rusia y otros productores con un suministro sostenido para mantener los precios.

Arabia Saudí ha manifestado por su lado su voluntad de continuar reduciendo la producción hasta finales de año.

En este contexto, los contratos de gasolina con vencimiento en junio sumaron casi un centavo, hasta los 2,01 dólares el galón, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, restaron seis centavos, hasta 2,61 dólares por cada mil pies cúbicos.