EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con una subida del 0,47 %, hasta los 40,29 dólares el barril, en una sesión marcada por los altos niveles de cumplimiento de los recortes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios (OPEP+), que alcanzaron el 107 %.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en agosto sumaron 0,19 dólares respecto a la sesión previa del lunes.

Los precios del petróleo de referencia en Estados Unidos subieron espoleados por los datos de la OPEP+, que sorprendieron a los analistas y que elevan los recortes previstos para el mes de junio de los 9,7 millones de barriles por día (bpd) iniciales a en torno 10,3 millones de bpd.

El foco respecto a este grupo también gira sobre la posibilidad de que la OPEP+ tome una decisión sobre una eventual extensión de los recortes y la probabilidad de que se reduzcan desde agosto a diciembre a unos 7,7 millones de bpd frente a los 9,7 actuales.

Para el analista de OANDA Edward Moya esta posibilidad es “una opción arriesgada” y es probable que los representantes de la OPEP+ se inclinen por una tregua de un mes más para mantener la estabilidad en los precios, que siguen en la cota de los 40 dólares.

En el mercado aún existe preocupación en torno a los rebrotes del COVID-19 en Estados Unidos y las posibilidades de que nuevos confinamientos como los de California se impongan en más partes del estado y se ralentice la recuperación de la demanda.

Durante la sesión de hoy también afectaron a la baja los resultados de la aerolínea Delta y sus pesimistas perspectivas en torno a la recuperación del sector aéreo en un futuro cercano y las tensiones entre China y Estados Unidos.

En este contexto, los contratos de gasolina con vencimiento en agosto bajaron más de dos centavos a los 1,24 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en el mismo mes se mantuvieron planos en los 1,74 dólares por cada mil pies cúbicos.