EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con una caída del 3,2 %, hasta 39,29 dólares el barril, en medio de la persistente preocupación por el aumento de casos de COVID-19 en todo el mundo y su impacto sobre la demanda de crudo.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en noviembre recortaron 1,31 dólares respecto a la sesión previa del lunes.

El precio del barril de referencia estadounidense vivió una jornada negativa marcada por la incertidumbre respecto a la recuperación de la demanda; la previsión de que mañana el Gobierno de EE.UU. revele un aumento semanal en las reservas de crudo y la expectativa por el primer debate presidencial.

Ya se ha alcanzado un millón de fallecidos en todo el mundo a causa de la COVID-19, de los cuales una quinta parte corresponden a EE.UU., donde se acumulan 33,4 millones de casos, y los inversores temen que se reimpongan restricciones a la movilidad por su efecto sobre la demanda de combustible.

El mercado está pendiente de conocer los datos sobre reservas que divulgará primero esta tarde el Instituto de Petróleo de EE.UU., un grupo privado, y mañana el Gobierno de EE.UU., y que puede dar pistas sobre el crecimiento de la demanda.

Los analistas prevén de media un aumento en torno a 1,9 millones de barriles en los inventarios nacionales para la semana terminada el 25 de septiembre, de acuerdo a una encuesta de la firma S&P Global Platts.

"Los precios del crudo siguen oscilando cerca de los 40 dólares tras finalmente subir este lunes, y la debilidad del dólar está dando al mercado de productos básicos un empujón. Pero sigue enfrentando una resistencia hacia arriba, por una buena razón", dijo en una nota el analista Craig Erlam, de la firma Oanda.

Además, en el plano político, los mercados están pendientes del debate que mantendrán esta noche el presidente Donald Trump y su rival a la Casa Blanca, el demócrata Joe Biden, donde observarán si puede haber un vencedor claro de cara a los comicios de noviembre.

En cuanto a la geopolítica, los inversores tienen la mirada en el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, ya que una escalada de tensión podría afectar a las exportaciones de petróleo y gas de este segundo país.

Por otra parte, los contratos de gasolina con vencimiento en octubre restaron más de 4 centavos hasta los 1,20 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en noviembre, el nuevo mes de referencia, restaron 23 centavos, hasta 2,56 dólares por cada mil pies cúbicos.