EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) rebotó este martes un 1,94 % y cerró en 20,48 dólares el barril por el acercamiento de posturas entre Rusia y Estados Unidos con el objetivo de estabilizar los mercados energéticos.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en el mes de mayo sumaron 39 centavos de dólar respecto a la sesión previa del lunes.

Los precios del WTI subieron entre versiones de prensa de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, han mantenido una conversación telefónica en la que han acordado que sus responsables de energía tracen un plan para estabilizar los precios de los mercados energéticos, golpeados por la baja demanda por la crisis de la COVID-19.

Aunque la sesión de hoy ha sido positiva, el analista de la consultora energética Rystad Energy Bjornar Tonhaugen señaló en una nota que "la madre de todos los excedentes del mercado petrolero" se dará en abril, cuando los países de la OPEP y sus aliados comiencen a bombear tanto crudo como estimen oportuno una vez caduquen los recortes en la producción acordados a finales del pasado año.

Esto provocará un exceso de oferta todavía mayor en un contexto de caída total en la demanda por las medidas de cuarentena y distanciamiento social vigentes en buena parte del mundo, lo que ha disminuido los desplazamientos.

Según Tonhaugen, se producirá una oferta que posiblemente supere la demanda en más de 20 millones de barriles por día, “lo que volverá rápidamente a atormentar al mercado una vez pase el optimismo de hoy".

Entre la guerra de precios y la COVID-19, el precio del crudo se ha desplomado más de un 60 % en lo que va de año.

El mercado del "oro negro" también ha recibido con buenos ojos las noticias de que China, el mayor consumidor del mundo, empieza a recuperar la normalidad y se van terminando los bloqueos impuestos por la COVID-19.

Por último, los analistas advierten de que es probable que se esté produciendo un "mercado de contango", lo que significaría que los productores están reteniendo el petróleo con la perspectiva de venderlo a un precio más caro en el futuro, cuando los precios mejoren.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en mayo restaron cerca de 3 centavos hasta los 0,59 dólares el galón, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, restaron 4 centavos hasta los 1,65 dólares por cada mil pies cúbicos.