EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este viernes un 2,5 % y cerró en 108,43 dólares al prevalecer los problemas de oferta sobre el temor a una reducción de la demanda.

Al finalizar las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en agosto sumaron 2,67 dólares con respecto al cierre anterior.

El petróleo texano terminó la jornada con un fuerte rebote y cierra la semana con un repunte más moderado, cercano al 1 %.

Según los analistas, el crudo se encareció ante noticias que apuntan a más problemas en el suministro energético, por parte de Libia y Noruega, en un mercado muy ajustado.

En Libia, varios puertos tienen impuesto el estado de fuerza mayor, mientras que el sector del petróleo y gas noruego prevé una huelga de trabajadores el próximo martes.

"El mercado ajustado ha llegado para quedarse y el único caso real para que haya una caída importante en los precios, desgraciadamente, es una recesión", comentó el analista Craig Erlam, de la firma Oanda.

No obstante, el temor a la recesión y a sus consecuencias, incluyendo una potencial reducción de la demanda energética, de momento queda en segundo plano.

En la víspera, el Texas descendió en reacción al anuncio de la alianza OPEP+, que sigue su plan de añadir en agosto 648.000 barriles diarios de crudo al conjunto de su oferta petrolera.

Por su parte, el precio de los contratos de futuros de gas natural para agosto sumó casi 31 centavos de dólar, hasta 5,73 dólares, y el de los futuros de gasolina con vencimiento el mismo mes sumó 15 centavos, hasta 3,69 dólares el galón.