EFECiudad de México

La economía de México esquivó la recesión tras anotar un crecimiento nulo entre octubre y diciembre frente al trimestre anterior por la caída del sector servicios, según los datos definitivos divulgados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato preliminar del Inegi, divulgado el 31 de enero, señalaba que en el último trimestre la economía había caído un 0,1 %, lo que sumado a la disminución del 0,4 % del tercer trimestre, sumía el país en una recesión técnica al hilar dos trimestres a la baja.

Pero con el dato actual, México habría evitado finalmente entrar en recesión técnica.

Según cifras desestacionalizadas (sin factores coyunturales por temporada), la economía mexicana marcó este dato intertrimestral debido a la caída del sector servicios del 0,6 %, parcialmente compensada por el alza del sector industrial (0,4 %) y en el agropecuario (0,2 %).

"En el cuarto trimestre 2021, el PIB no tuvo variación en términos reales, a tasa trimestral", explicó la presidenta del Inegi, Graciela Márquez, en Twitter.

DATO ANUAL

En cifras originales, el PIB mexicano creció un 1,1 % interanual en el cuarto trimestre fruto del alza de las actividades primarias (4,7 %), secundarias (1,7 %) y terciarias (0,2 %).

De esta manera, el país tuvo en 2021 un crecimiento anual del 4,8 % apoyado por el crecimiento del sector industrial (6,5 %), el de servicios (4,1 %) y el agrícola (2,9 %).

Este dato definitivo del 4,8 % es idéntico al pronosticado de manera preliminar hace casi un mes.

El Inegi también dio a conocer este viernes el indicador global de la actividad económica del mes de diciembre pasado.

En cifras desestacionalizadas, el indicador creció un saludable 0,8 % frente al mes anterior gracias al alza de la industria (1,2 %) y de los servicios (0,7 %), pese a la caída del sector agrícola del 1,1 %.

Si se compara este dato con el de diciembre de 2020, la economía creció un 1,3 % en el último mes del pasado año gracias al alza de las actividades primarias (8,4 %), de las actividades secundarias (3 %) y de las actividades terciarias (0,2 %).

Gobierno y analistas estimaban para el 2021 un alza del PIB de alrededor del 6 %, por lo que este dato del 4,8 % significa una caída frente a los pronósticos y un reflejo de la ralentización de la economía en la segunda mitad del pasado año como consecuencia en parte de los efectos de la pandemia.

México suma hoy casi 318.000 fallecidos por coronavirus y es la quinta nación del mundo por números absolutos de decesos, tras Estados Unidos, Brasil, la India y Rusia.

La economía mexicana se desplomó un 8,2 % en 2020, su peor contracción desde la Gran Depresión de 1932.

El PIB de México creció un 2,1 % en 2018, pero tuvo una contracción de 0,3 % en 2019.

En los últimos meses el país ha registrado una elevada inflación, del 7,36 % interanual al cierre de 2021, así como la volatilidad del peso mexicano.

Pese a los datos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha defendido en varias ocasiones el desempeño económico del país.

"La economía está creciendo, no puede haber recesión si en el mes de enero, este mes, es uno de los meses en el que se creó más empleo en los últimos 20 años. ¿Cuál recesión?", declaró el mandatario el pasado 2 de febrero en su rueda de prensa diaria.