EFEManagua

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua subirá entre un 7,5 % y un 9,5 % en 2021, el primer año de crecimiento después de tres años seguidos de cerrar con saldo rojo, informó este lunes el presidente el Banco Central nicaragüense, Ovidio Reyes.

"Los buenos resultados de la actividad económica observados a septiembre motivan al Banco Central de Nicaragua a realizar un ajuste hacia el alza a nuestra estimación de crecimiento económico para 2021, que ahora pasa de un crecimiento económico esperado de entre 6 % y 8 % a un crecimiento económico de entre 7,5 % y 9,5 %", afirmó el funcionario, al presentar las perspectivas económicas a un grupo de medios.

En tanto, la inflación cerrará entre un 6 % y 7 %, superior a la estimada que era entre un 5 % y un 6 %, indicó.

Para el 2022, el Banco Central de Nicaragua estima un crecimiento económico de entre 3,5 % y un 4,5 %, y una inflación estimada en un rango de entre 2,5 % y un 3,5 %, detalló.

El funcionario explicó que la economía nicaragüense crecerá más de lo esperado en 2021 -que inicialmente fue proyectado en un 0,5 %, luego actualizado entre un 4 % y un 6 %, después de 5 % a 7 %, de allí entre 6 % y 8 %-, basado en el comportamiento del PIB en los primeros nueve meses del año.

"El año 2021 ha sido el año de la recuperación económica de Nicaragua. La pandemia generó gran tensión sobre nuestra economía y la sanidad pública, ejerciendo un efecto negativo en 2020, tanto en la producción como en el empleo", señaló.

Sin embargo, agregó, "la efectiva respuesta de políticas públicas y la constante promoción de la producción han ejercido un resultado positivo en 2021, destacándose la recuperación del sector primario y de las exportaciones, que facilitaron la recuperación agregada del consumo y de la inversión".

Destacó que la actividad económica presentó un crecimiento interanual de 9,7 % (últimos 12 meses) y una acumulada (nueve meses del año) del 9,9 %.

ESTOS SON LOS SECTORES DE MAYOR CRECIMIENTO

Por el enfoque de la producción, los sectores de mayor crecimiento acumulado durante el año han sido explotación de minas y canteras (43,2 %), construcción (40,7 %), comercio (17,3 %), industria manufacturera (14,7 %), electricidad (8,1 %), pecuario (6,8 %), hoteles y restaurantes (6,5 %), transporte y comunicaciones (6,4 %), agricultura (3,1%) y agua (2,8 %), precisó.

Asimismo, Reyes subrayó que la formación bruta de capital creció en 37,8 %, de la cual la inversión fija privada creció en 39,8 % y la inversión fija pública un 39,5 %.

Además, las importaciones crecieron en 19,5 %, las exportaciones en 17,4 %; en tanto, el consumo creció en 7,6 %, del cual el consumo individual de los hogares creció en 8,2 % y el consumo del Gobierno creció en 4,9 %.

"Cómo puede observarse, los principales sectores económicos se encuentran ya no sólo en recuperación, sino que en expansión. Podemos inferir a la luz de este comportamiento que la economía está retornando a una nueva senda de crecimiento económico de mediano plazo que esperamos se afiance en el siguiente año", apuntó.

La economía nicaragüense se ha contraído los últimos tres años en un promedio de -3,03 % anual.

El PIB decreció un 2,0 % en 2020 como producto de la pandemia de la covid-19 y los daños causados por los huracanes Eta e Iota, en noviembre pasado, según el Banco Central.

En 2019 cayó un 3,7 % y un 3,4 % en 2018, como producto de la crisis sociopolítica que afecta al país desde hace 44 meses, según la autoridad monetaria.