EFEBrasilia

El presidente ejecutivo del gestor aeroportuario español Aena, Maurici Lucena, refirió que la adjudicación de seis aeropuertos en Brasil encaja en los "parámetros" de la compañía y opinó que "hay mucho potencial" de crecimiento en el sector aéreo brasileño.

En un encuentro con Efe celebrado en la Embajada española en Brasilia, el directivo catalán confirmó que la inversión en los seis aeródromos durante los tres primeros años de gestión se mantendrá en los 200 millones de euros (unos 224 millones de dólares) y que el inicio de la gestión integral de los seis aeropuertos se producirá durante enero de 2020.

La adjudicación el pasado marzo en una subasta de los aeródromos de Recife, Maceió, Joao Pessoa-Bayeux, Aracajú, Juazeiro do Norte y Campina Grande es la mayor apuesta en el desarrollo internacional de Aena.

Lucena y su equipo directivo cumplen esta semana una intensa agenda de reuniones en la capital -este lunes fue con el ministro de Infraestructuras de Brasil y el martes con los reguladores aéreos- para posteriormente desplazarse a las capitales regionales Recife, Maceió y Joao Pessoa.

Aena, que contará como director ejecutivo en Brasil con Santiago Yus, tendrá el desafío de entrar en un mercado exigente, en el que algunas empresas españolas no han tenido éxito.

"Es verdad que hay algunas que se han enganchado los dedos, pero otras no, como el Santander (...) o Iberdrola, que les está yendo muy bien, aunque obviamente hay riesgos, como en cualquier inversión que se haga en España o fuera, el hecho de que sea un negocio regulado con los términos muy bien definidos, nos protege más que en otros casos", apreció.

Según el ejecutivo, "es una gran oportunidad" que encaja con los "parámetros" de la empresa que, auguró, "con el paso de los años será considerada una de las mejores inversiones de Aena".

Aena ya se interesó en otras subastas aeroportuarias en Brasil, recordó, un trabajo que les servirá en su inminente implantación.

"Por eso creo que pudimos actuar a toda velocidad cuando se conocieron los términos del concurso de la licitación (ganada el pasado marzo a cambio de 437,5 millones de euros). Conocíamos bien el mercado y los aeropuertos lo conocíamos relativamente bien", expresó.

Lucena aclaró que "los pasos que está dando el actual Gobierno en la liberalización" darán "dinamismo" a los aeropuertos y juzgó que el análisis coste-beneficio era "muy claro", porque era "una licitación muy limpia, muy transparente".

Aunque Brasil sigue estancado hace años en los seis millones de visitantes extranjeros anuales, el presidente de Aena opinó que los datos del sector aéreo superarán a los datos del PIB brasileño.

"Lo razonable es que una economía como la brasileña tenga siempre un gap positivo (en relación al crecimiento del PIB). Lo normal es que el transporte aéreo crezca por encima del PIB real", apuntó.

Para Lucena, el enfriamiento de las previsiones económicas de Brasil (en torno del 1 % para este 2019) no es algo especialmente preocupante para la compañía.

"El transporte aéreo es esencial para el desarrollo del país y ahí hay mucho potencial, los crecimientos van a ser altos, la industria aérea tiene margen para implementar modelos de bajo coste".

El ejecutivo remató: "Los recursos los tienen y en este proceso hay una ruta de Gobierno para dinamizar todos los eslabones de la cadena".