EFECaracas

El primero de los cinco buques iraníes cargados con 245 millones de litros de gasolina llegó sin problemas a las costas venezolanas y atracó en El Palito, una de las mayores refinerías del país suramericano, informó este lunes el vicepresidente económico, Tareck el Aissami.

"Imágenes de la llegada del primer buque, Fortune, a nuestra refinería El Palito. Seguimos avanzando y venciendo", escribió El Aissami en su cuenta de Twitter en la que publicó varias fotos del barco ya en puerto venezolano.

UNA MUESTRA DE "AUTODETERMINACIÓN"

Posteriormente y ya en la refinería El Palito, el también ministro del Petróleo aseguró que la llegada del Fortune expresa "la autodeterminación de los pueblos".

El vicepresidente dijo que este envío es parte de la "relación de hermandad que se ha construido por muchos años" entre Venezuela e Irán además de ratificar "la vía de la diplomacia de paz".

Este es el primero de los cinco buques procedentes de Irán que deben llegar a Venezuela como parte de una flotilla comercial y que, además de gasolina, contienen otros materiales que serán utilizados por la petrolera estatal Pdvsa.

La gasolina escasea en Venezuela desde hace semanas y para poder repostar es necesario hacer colas de horas, en ocasiones días, sin que esto sea garantía de poder llenar el tanque completo de un vehículo.

"VOZ DE DIGNIDAD" FRENTE A LAS SANCIONES

"Se ha pretendido seguir asfixiando al pueblo, seguir bloqueándonos. Hoy se levanta una voz de dignidad, de resistencia. No podemos permitir que ninguna potencia asuma el rol de superpolicía y con ello dictar medidas que prohíban acá y allá", remarcó El Aissami en referencia a las sanciones impuestas por EE.UU

"Que cesen las intenciones de dominación hegemónica sobre los pueblos que buscan su propio camino", subrayó.

El Aissami afirmó que el Fortune quedará en la "memoria histórica del pueblo venezolano y agradeció a Irán "por su solidaridad, por su valentía, por su coraje".

A su vez, recordó que en 2007 Irán "tuvo una situación similar de bloqueo" y el entonces presidente Hugo Chávez mandó buques llenos de combustible al país asiático.

MADURO AGRADECIÓ EL ENVÍO

"Gracias al presidente (Hasán) Rohaní (...) y a toda Irán, desde el corazón, por su solidaridad, por su apoyo, por su valentía, por su decisión", expresó el presidente Nicolás Maduro este domingo, cuando los buques ya habían entrado en aguas territoriales venezolanas.

El mandatario destacó que estos barcos son parte de un acuerdo de cooperación entre Venezuela e Irán, "dos pueblos pacifistas" que solo persiguen su propio desarrollo.

"No nos vamos a arrodillar nunca al imperio norteamericano (...) Venezuela tiene amigos en este mundo y amigos valientes que se restean (apuestan todo) por nuestra patria", agregó.

AMENAZAS DE EE.UU.

El Gobierno venezolano había denunciado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) unas amenazas de Estados Unidos, según las cuales iban a usar la "fuerza militar" contra estos barcos iraníes, si bien ya están todos en aguas territoriales venezolanas.

Entretanto, Rohaní advirtió el sábado de que EE.UU. puede tener problemas si los petroleros de Irán sufren algún percance en el Caribe por su culpa.

"Esperamos que los estadounidenses no se equivoquen", resaltó Rohaní, tras asegurar que Teherán no comenzará ningún conflicto, pero que se reserva "el derecho legítimo de defender la soberanía y la integridad territorial" y sus intereses nacionales", al tiempo que reiteró la importancia de la seguridad de la región.