EFEMadrid

España y la Unión Europea (UE) no quieren comenzar una guerra comercial con EEUU, pero contestarán y se defenderán con todos sus medios si aquel país la inicia, advirtió este viernes el ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

EEUU anunció el miércoles que el 18 de octubre empezará a imponer aranceles del 10 % a las aeronaves civiles grandes que vende la UE y del 25 % a ciertos productos agrícolas europeos, después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) decidiera a favor del Gobierno norteamericano en una disputa comercial sobre las ayudas europeas al consorcio aeronáutico Airbus.

Entre los productos españoles perjudicados están el aceite de oliva y el vino, de los que España es primer y tercer productor mundial, respectivamente.

El ministro español calculó en unos 1.000 millones de euros el valor de la exportaciones alimentarias afectadas por esos impuestos, que se saltan el "principio de negociación", lamentó, que es el que ha primado entre la UE y EEUU en las últimas décadas.

Recordó que, en el pasado, también hubo arbitrajes internacionales favorables a la UE, pero "no se aplicaron sanciones", argumentó Planas en declaraciones radiofónicas.

"Si la inician (la guerra comercial), vamos a contestar y defendernos con todas nuestras armas", subrayó.

A pesar de ello, el ministro dijo que aún ve margen para negociar y una fecha clave será el 14 de octubre, cuando la Comisión Europea se reunirá con la Administración estadounidense, antes de que la imposición de aranceles sea definitiva el 18 de octubre.

Si la reunión no terminase de manera satisfactoria, Planas ve necesario que la UE y sus Estados afectados -principalmente Francia, Alemania, Reino Unido y España- articulen una respuesta "muy firme" para defender sus intereses.