EFEBuenos Aires

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseguró este lunes que la nueva oferta presentada la semana pasada para reestructurar casi 70.000 millones de dólares de bonos bajo legislación extranjera "es la ultima" que el país puede hacer y pidió a los bonistas que lo entiendan.

"Esto es lo que podemos, no tenemos más que esto, esperamos que lo entiendan, porque no nos vamos a mover", expresó el mandatario en declaraciones a la radio FM La Patriada.

El 6 de julio, Argentina, que arrastra dos años en recesión, presentó una nueva oferta mejorada para reestructurar bonos emitidos en 2005, 2010 y a partir de 2016, diferente a la original anunciada a finales de abril -que apenas había logrado adhesión- y extendió hasta el 4 de agosto el plazo para lograr un acuerdo.

Si bien algunos de los inversores manifestaron su apoyo a la mejora, los dos mayores grupos de acreedores valoraron el pasado miércoles la nueva oferta pero advirtieron que aún resulta insuficiente para poder darle su apoyo y se mostraron dispuestos a seguir negociando.

"Hicimos una oferta, dijeron que estábamos muy lejos de sus aspiraciones, la revisamos, hicimos el máximo esfuerzo que podemos hacer", subrayó hoy Fernández.

El presidente remarcó que el país ha trabajado con seriedad y muy buena fe y la conclusión final es la oferta que se conoce.

"Estamos tratando de acercarnos. Nosotros ya hemos hecho un ultimo esfuerzo", agregó.

El Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos y el Grupo de Titulares de Bonos de Canje de Argentina, que afirman poseer en forma conjunta un 30 % de los bonos incluidos en la oferta de reestructuración, señalaron que la propuesta revisada de Argentina "es un paso en la dirección correcta", pero aclararon que "no alcanza" como para que pueda "ser apoyada por los acreedores más importantes de Argentina".

"Estamos preparados para entablar conversaciones sobre modificaciones a la propuesta que puedan lograr una reestructuración consensuada, y creemos que todavía es posible un camino hacia la resolución completa de los problemas restantes", afirmaron en el comunicado difundido.