EFECiudad de México

El financiamiento total de la banca comercial mexicana promedió una caída interanual de 5,1 % en el primer trimestre de 2022 al descontar el efecto de la inflación, advirtió este miércoles BBVA México en el reporte de "Situación banca".

Además, el crédito al sector privado no financiero (SPNF) promedió una reducción anual del 1,2 % en los primeros tres meses de 2022, añadió el informe.

Frente a 2019, previo a la pandemia, el crédito a las empresas es aún inferior en 12,6 % y el de los hogares en 1,8 %.

La institución advirtió de las implicaciones de la inflación, que cerró la primera quincena de mayo en 7,58 %, uno de sus máximos niveles en 20 años.

"El desempeño nominal del financiamiento bancario se ha visto afectado por el efecto contable de una mayor inflación. Al descontar este efecto, varias carteras aún registran caídas", observó el banco en su reporte.

Pese a estos indicadores, el BBVA señaló un crecimiento del 2,8 % anual en marzo en la cartera de crédito al consumo, aún después de descontar la inflación.

También afirmó que la captación tradicional bancaria regresó "a la senda de crecimiento positivo", tras subir un 0,7 % anual en marzo tras 11 meses de contracciones.

Mientras que en promedio, el crecimiento real de la cartera de crédito a la vivienda, "la principal fuente de impulso al crecimiento del financiamiento al sector privado", fue de 3,2 % en el primer trimestre, menor al 4,4 % observado en el primer periodo de 2021.

"La banca mantiene adecuados niveles de capital y liquidez, mientras que su rentabilidad se recupera ante una menor necesidad de generar provisiones", aseguró el BBVA en su informe.

La situación de la banca refleja lo que ocurre con la economía general de México, que creció un 1 % trimestral y un 1,8 % anual en el primer trimestre de 2022, según reveló este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El producto interior bruto (PIB) de México tuvo en 2021 un crecimiento anual de 4,8 %, un incremento menor a las expectativas oficiales del Gobierno, que esperaba un alza del 6 % tras el desplome de 8,2 % en 2020.

"La reactivación de la actividad y el alza en la confianza de los hogares han propiciado la recuperación de los segmentos de crédito al consumo, que han mantenido niveles de morosidad aceptables, debido, en gran parte, a los saneamientos de cartera", indicó el BBVA.