EFENueva York

El grupo estadounidense General Electric (GE) confirmó este miércoles la venta de su negocio de alquiler de aviones a la compañía irlandesa AerCap y el futuro cierre de su unidad GE Capital, su negocio de préstamos que estuvo a punto de hacer quebrar la compañía durante la crisis financiera de 2008.

La operación, que ya había sido adelantada por The Wall Street Journal, supondrá la fusión de GE Capital Aviation Services (GECAS) con AerCap, lo que creará con diferencia la mayor compañía de alquiler de aviones del mundo.

GECAS dispone de más de 1.600 aparatos y unos activos valorados en casi 36.000 millones de dólares, mientras que AerCap tiene una flota de unos 1.400 aviones.

En un comunicado, GE explicó que el acuerdo valora a GECAS en más de 30.000 millones de dólares, por lo que recibirá una compensación en efectivo de 24.000 millones y un 46 % de las acciones de la nueva empresa.

GE adelantó que usará los ingresos de esta venta para reducir sus deudas y que, una vez que se cierre la operación, lo que queda de la filial GE Capital se integrará en las operaciones centrales del grupo.

GECAS es la parte más importante que aún existe de GE Capital, el gran negocio de préstamos del conglomerado estadounidense, que llegó a ser uno de los más importantes de Estados Unidos y que estuvo a punto de hacer quebrar la compañía durante la crisis financiera de 2008.

“Hoy se marca la transformación de GE en una compañía industrial más centrada, simple y sólida”, señaló en una nota el consejero delegado, Lawrence Culp.

En los últimos años, GE ha vendido numerosos activos para pagar su deuda y concentrarse en sus operaciones industriales.

El conglomerado volvió a tener beneficios netos en 2020, al ganar 5.546 millones de dólares, tras perder 4.972 millones en el año anterior y a pesar de que sus ingresos totales se redujeron un 16 %.

Las acciones de GE, tras años a la baja, se han recuperado parcialmente últimamente, pero este miércoles cayeron con fuerza tras conocerse sus anuncios más recientes, que incluyen una reducción del número de sus acciones.

Al término de la sesión en Wall Street, sus títulos retrocedieron un 5,36 %.