EFETegucigalpa

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció este sábado una transformación en la agricultura y un programa de asistencia a la caficultura de su país.

Lo hizo al regresar de una gira a Málaga y Granada, en el sur de España, donde conoció sistemas agrícolas; y a Suiza, donde se reunió con ejecutivos de la multinacional de alimentos Nestlé para promover el café hondureño.

Hernández señaló como objetivos de su viaje sacar de la pobreza en un corto y mediano plazo a muchos productores hondureños de café y transformar la agricultura mediante planes estratégicos de cooperación a ejecutarse en los próximos días.

Explicó que había viajado a Suiza para buscarle solución a los estragos que está causando entre los caficultores nacionales el bajo precio internacional del grano.

"Por eso decidí ir personalmente a visitar al comprador (de café) más grande del mundo, a reunirnos con el más alto liderazgo de la empresa Nestlé, a reunirnos con los expertos, para construir un plan de emergencia para la caficultura hondureña", resaltó.

El gobernante inició a finales de 2018 en las Naciones Unidas una campaña a favor de mejores precios para el café, principalmente el producido en países pobres como el suyo, donde la caficultura está a cargo de más de 100.000 pequeños productores que sufren pérdidas millonarias.

"Estamos hablando de convertir a Honduras en el primer país del mundo donde, en los próximos años, una vez que se termine de implementar este plan, hasta el más pequeño de los productores ya no sea más pobre y para eso tenemos clara la hoja de ruta", expresó a los periodistas.

En su opinión, se necesita preparar una nueva generación de caficultores, y por esa razón el plan que impulsará su Gobierno en una primera etapa atenderá a 25.000 productores jóvenes, o que les interesa el tema del café, diseminados en todas las zonas cafetaleras de Honduras.

"Estamos hablando de instalar en las fincas de pequeños productores 20.000 nuevas secadoras solares de café, ya que una finca que cuenta con una secadora aumenta en más de un 15 % su producción", señaló el mandatario.

Además, anunció que serán importadas a su país cinco variedades de café resistentes a los efectos del cambio climático y las plagas.

Dijo que en el curso de sus visitas a España y Suiza también se habló de abrir nuevos mercados para Honduras y ampliar la compra en los ya existentes.

Añadió que espera llevar su propuesta, junto a Nestlé y otros socios internacionales y locales, a la próxima reunión de la Organización Internacional del Café (OIC), para que el mundo sea testigo de cómo Honduras abordará un proyecto piloto de grandes dimensiones.

"El cinco por ciento de la economía hondureña depende del café y en los últimos tres años de cosecha estamos hablando de un efecto devastador en la economía por estar perdiendo 5.000 millones de lempiras (202,8 millones de dólares) por año", subrayó Hernández.

Sobre su visita a España, indicó que allí conoció cómo funciona la agricultura controlada, en especial los invernaderos, que calificó como "el futuro de la agricultura, porque eso nos permite controlar las plagas y monitorear con precisión el tipo de nutriente que necesita una planta para mejorar y llegar a su más alto rendimiento".

"Todo eso, conectado a los invernaderos, nos va a permitir convertirnos en el mayor y mejor productor de alimentos de Centroamérica, además de convertirnos en el país con mayor capacidad de producción de granos, hortalizas y frutas, y eso significa más y mejores empleos para nuestra gente, en el campo y en la ciudad", apostilló.