EFEBuenos Aires

Miles de jubilados se concentraron hoy frente a la sede de la Corte Suprema de Buenos Aires para reivindicar una mejora en sus pensiones, en una jornada marcada por la resolución del alto tribunal sobre el índice aplicable para la actualización de las jubilaciones.

El cambio en el índice resuelto por los magistrados, que favorece a los pensionistas -fallo que se conoció mientras se realizaba la manifestación- había sido el principal reclamo de una jornada en la que los asistentes pidieron además un aumento en los subsidios que perciben, equiparado a la tasa de inflación y el acceso a la vivienda a adultos mayores vulnerables.

La decisión de la Corte Suprema supuso "justicia" para el secretario adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, quien acudió al acto para mostrar su apoyo a los pensionistas y criticar la labor del Gobierno de Mauricio Macri.

"Con una jubilación de 8.000 pesos promedio (209 dólares) te das cuenta que no atiende los reclamos de los jubilados. Yo lo he dicho varias veces, este Gobierno desprecia a los trabajadores pero se ha hecho justicia", destacó en declaraciones a la prensa.

En Argentina, existen cientos de juicios iniciados en la última década por jubilados que reclaman un reajuste de sus prestaciones en función al coste de vida.

El Supremo decidió este martes que para el cobro retroactivo de los haberes jubilatorios se debe aplicar un índice de cálculo que da a los pensionistas aumentos superiores a los que dispuso la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) en 2016, cuando el Congreso aprobó una ley del Gobierno conocida como Programa Nacional de Reparación Histórica para los Jubilados y pensionados.

Es así que con su resolución, la Corte Suprema sienta un criterio que deberá ser aplicado a las causas judiciales en trámite y que es adverso a lo establecido por el Anses.

En el acto de protesta participó también el dirigente del Partido Piquetero, Juan Marino, quien definió la resolución de la Corte como "una conquista del movimiento de jubilados" ante un Gobierno que "pretendía robarles una parte de sus jubilaciones".

"Gracias a la enorme lucha que este pueblo viene dando en defensa de los jubilados es que hoy conquistamos en la Corte Suprema que se sujete a derecho, que se respete los derechos de los jubilados y no ceda a las presiones del Poder Ejecutivo", manifestó a Efe.

Bajo consignas como "con los pensionistas no", miles de jubilados protagonizaron una jornada "para recordarla íntimamente", según afirmó el representante de la mesa coordinadora de Jubilados y Pensionados, Juan Pedro Murga.

"Hoy se juega directamente un destino muy grande (...) El día de hoy es el clamor de todos los días de tantos largos años de jubilados que esperaba este día y con él podemos estar sumamente felices", declaró a Efe.

Además invitó a toda la población a "que se acuerden de los jubilados", ya que "todos serán jubilados algún día, tal vez hoy no, pero mañana si".