EFEBuenos Aires

La actividad económica de Argentina cayó en julio pasado un 13,2 % en comparación con el mismo mes de 2019, consecuencia de las restricciones por la pandemia del coronavirus, que se suman al contexto de recesión que el país vive desde hace dos años y medio.

Según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el estimador mensual de actividad económica (EMAE), que sirve como adelanto para elaborar las cifras trimestrales del producto interior bruto (PIB), acumuló en los siete primeros meses del año una caída interanual del 12,6 %.

En comparación mensual, la actividad mostró un incremento del 1,1 % con relación a junio, mientras que no varió si se atiende a la tendencia-ciclo, medición que se adopta siguiendo las recomendaciones internacionales sobre el tratamiento de valores atípicos para el ajuste estacional.

A excepción de la intermediación financiera (2,9%) y el de la electricidad, gas y agua (4,4%), todos los sectores registraron caídas en julio con respecto al mismo mes de 2019, en especial la pesca (-67,1%), hoteles y restaurantes (-65,4%) y actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-60,3%).

UNA PROFUNDA RECESIÓN

La economía argentina, si bien está en recesión desde el segundo trimestre de 2018, con leves subidas mensuales del EMAE solo en mayo y julio de 2019, profundizó su caída bruscamente desde marzo de este año, cuando, al tiempo que empezaron las medidas de cuarentena para enfrentar el coronavirus, se derrumbó un 11,5 %.

Esa tendencia siguió con caídas del 26,4 %, 20,6 % y 12,3 % en abril, mayo y junio, respectivamente, meses en que si bien continuaron las restricciones, fueron flexibilizándose según la situación epidemiológica de cada zona del país.

La semana pasada, el INDEC informó que el PIB cayó un 19,1 % en el segundo trimestre del año, un nivel de desplome inédito, ya que no hay un registro trimestral mayor en las series estadísticas que se remontan hasta 1981 y superó incluso al desplome del 16,3 % del primer trimestre de 2002, durante la grave crisis política, económica y social que estalló en Argentina a finales de 2001.

En el proyecto de Presupuesto Nacional para 2021, el Gobierno proyectó una caída del 12,1 % de la economía para este año y una recuperación del 5,5 % para el que viene.

"CONSTRUIR UN MEJOR PAÍS"

En un acto este lunes en la provincia de Buenos Aires, el presidente, Alberto Fernández, se refirió a los argentinos que planean dejar el país en busca de un futuro mejor.

"No se vayan, hay un país que construir y argentinos que necesitan. Hace falta que todos nos arremanguemos, nos pongamos de pie y hagamos el esfuerzo para construir un mejor país”, aseguró el mandatario.