EFESao Paulo

La actividad económica en Brasil avanzó un 1,70 % en febrero de este año frente a enero, un resultado mejor de lo esperado por los analistas del mercado financiero, según informó este lunes el Banco Central.

El llamado Índice de Actividad Económica del emisor brasileño, considerado como una medición previa del Producto Interno Bruto (PIB), encadenó así su décima subida consecutiva y ya se sitúa en niveles registrados antes del inicio de la pandemia de coronavirus.

Durante el primer bimestre del año, el indicador acumuló una expansión de un 0,23 %, en tanto que creció un 0,98 % en la comparación con febrero de 2020.

No obstante, en los 12 meses terminados en febrero, el Índice de Actividad Económica acumuló una caída del 4,02 %.

La subida del 1,70 % en febrero frente al mes inmediatamente anterior superó las previsiones de los economistas del mercado financiero, que calculaban un alza del 0,83 %.

Brasil terminó 2020 con una retracción del 4,1 % en su PIB, el peor resultado anual desde 1996, mientras que para este 2021 deberá crecer un 3,04 %, de acuerdo con expertos consultados por el Banco Central, lo cual podría indicar el comienzo de la recuperación de la mayor economía de Suramérica.

Sin embargo, el avance descontrolado de la covid-19 amenaza con reducir esa previsión, ya que buena parte de los estados brasileños han vuelto a adoptar restricciones de movilidad en un intento de frenar el acelerado ritmo de contagios en el país, que atraviesa su fase más virulenta de la pandemia.

Con 210 millones de habitantes, Brasil es el segundo país del mundo con más fallecidos por la enfermedad, detrás de Estados Unidos, aunque es actualmente el país donde más se muere por la enfermedad.

Desde la confirmación del primer caso confirmado de la covid-19, el 26 de febrero de 2020, el gigante latinoamericano ya acumula casi 375.000 muertes y se acerca a los 14 millones de infectados por el coronavirus.