EFELima

La compañía argentina Pluspetrol anunció este viernes un acuerdo para aumentar su participación en el consorcio que explota el yacimiento de gas de Camisea, en Perú, considerado el mayor de su tipo en Latinoamérica.

La empresa acordó la adquisición del 17,6 % de la participación que tenía hasta ahora la empresa SK Innovation en los bloques 56 y 88, que opera la compañía argentina en el distrito amazónico de Megantoni, perteneciente a la región de Cusco, en el sur de Perú.

Con esta operación Pluspetrol elevará hasta el 45,2 % su participación en el consorcio, donde también están la española Repsol (10 %), la argentina Tecpetrol (10 %), la estadounidense Hunt Oil (25,1 %) y la argelina Sonatrach (10 %).

La transacción, cuya cifra no ha sido especificada en el comunicado de la empresa, está supeditada a la aprobación de las autoridades peruanas correspondientes.

Pluspetrol se encarga desde 2004 de realizar las actividades de exploración y explotación de las reservas de gas natural en los bloques 56 y 88 de Camisea y su posterior procesamiento en la planta de fraccionamiento de Malvinas, ubicada a orillas del río Urubamba, donde se separan los líquidos y el gas seco.

Desde esa planta, el gas es transportado por un gasoducto de más de 500 kilómetros hasta el puerto de Pisco, en el océano Pacífico, donde hay una planta de fraccionamiento para su exportación y para su consumo interno en viviendas de Lima.

En condiciones normales Camisea produce entre 1.500 y 1.700 millones de pies cúbicos por día, procedentes de los bloques 56 y 88 a cargo de Pluspetrol y del 57 a cargo de Repsol, según los datos más recientes ofrecidos por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

En los 15 años de operaciones, Camisea ha facturado 30.000 millones de dólares tras una inversión de 5.000 millones de dólares y generó regalías por valor de 8.000 millones de dólares.