EFESao Paulo

La bolsa de Sao Paulo recuperó algo del terreno perdido durante la semana pasada, cuando se desplomó un 7,3 % por las dudas en torno a la política fiscal del Gobierno brasileño, al ganar este lunes un 2,28 % impulsada por la petrolera estatal Petrobras.

El Ibovespa, referencia del parqué, cerró con 108.714 puntos, en una sesión positiva para Petrobras y otros buques insignia del corro paulista, como el gigante minero Vale y el banco Itaú.

En el mercado de divisas, el dólar estadounidense se depreció un 1,3 % y acabó la jornada cotizado a 5,55 reales para la compra y la venta, en el tipo de cambio comercial brasileño.

Los operadores financieros aparcaron en este inicio de semana la crisis de confianza desatada a partir de la decisión del Gobierno de Jair Bolsonaro de flexibilizar las reglas de responsabilidad fiscal para aumentar el gasto social en 2022, año en el que intentará su reelección.

Esos recelos provocaron el hundimiento de la bolsa y una fuerte apreciación del dólar, que forzaron al presidente Bolsonaro y al ministro de Economía, Paulo Guedes, a comparecer dos veces públicamente en los últimos días para garantizar que sus maniobras fiscales son "técnicamente correctas".

Sin embargo, este lunes la calma imperó en la plaza brasileña, que sumó 2.418 unidades a su puntuación acumulada.

El volumen negociado superó los 32.000 millones de reales (5.765 millones de dólares), en un total de 4.905.548 operaciones financieras, de acuerdo con los resultados preliminares al final de la sesión.

Al frente de las ganancias se ubicaron las acciones preferentes y ordinarias de Petrobras, que se dispararon un 6,8 % y un 6,1 %, respectivamente, después de que Bolsonaro insistiera en que la petrolera está "en el radar" de su programa privatizaciones, aunque reconoció que es una operación complicada.

También avanzaron los títulos de la operadora de carreteras Ecorodovias (6,1 %), la distribuidora de combustibles Vibra (5,1 %) y la agencia de viajes CVC Brasil (6,1 %), entre otros.

En la otra cara de la moneda, mala jornada para el sector cárnico con caídas para BRF (-1,3 %) y Marfrig (-1,2 %), aunque las mayores pérdidas se las anotó la papelera Suzano (-2,5 %).

Los papeles más negociados fueron los preferentes y ordinarios de Petrobras, así como los de Itaú-Unibanco (1,9 %) y Vale (1,2 %).