EFESao Paulo

La bolsa de Sao Paulo terminó la semana con un batacazo de un 7,3 % en el acumulado de las cinco jornadas, en medio de las turbulencias que marcaron el periodo debido a las maniobras del Gobierno brasileño para aflojar las reglas para el techo de gastos, de acuerdo con los datos al cierre de la sesión.

Solo en la jornada de este viernes, la plaza paulista cedió un 1,34 %, por lo que su índice Ibovespa, referencia del parqué, terminó la semana situado en 106.296 puntos, en un efecto cascada de la crisis provocada por el anuncio del Gobierno de Jair Bolsonaro sobre la posible alteración del techo de gastos a fin de financiar un programa de ayudas a los más pobres.

En el mercado de cambio, el dólar estadounidense llegó a tocar los 5,75 reales, su mayor nivel en varios meses, aunque cambió el signo en las últimas horas de negociaciones y terminó la jornada vendido a 5,62 en el tipo de cambio comercial, lo que supone una depreciación del 0,65 % frente a la divisa brasileña.

En las cinco sesiones de la semana, sin embargo, el billete verde acumuló una subida de un 3,12 % frente al real brasileño.

En una semana roja, las fuertes pérdidas de este viernes en la plaza paulista, que llegó a ceder un 4,5 % a media sesión, con su principal indicador alcanzando 102.854 puntos, se suman a las igualmente expresivas caídas registradas la víspera (-2,75 %) y el pasado miércoles (-3,28 %).

El anuncio del Gobierno sobre una posible flexibilización de las reglas de responsabilidad fiscal provocó una verdadera tormenta en el mercado financiero y llevó, incluso, a la estampida de varios secretarios del Ministério de Economía, además de levantar dudas sobre la permanencia del titular de la cartera, Paulo Guedes, en el cargo.

No obstante, los ánimos parecieron calmarse tímidamente después de que una comparecencia conjunta de Bolsonaro y Guedes, en la que ambos aseguraron el compromiso de su administración con la responsabilidad fiscal y disiparon las incertidumbres por el momento.

Como suele ser habitual en Sao Paulo, las acciones preferenciales de la petrolera estatal Petrobras, que cayeron un 0,98 %, y las ordinarias de la minera Vale, que avanzaron el 1,22 %, fueron las más negociados de la sesión bursátil.

Las pérdidas, en tanto, estuvieron encabezadas por los papeles unitarios de Getnet, la administradora de pagos electrónicos controlada por la filial brasileña del Banco Santander, que se desplomaron un 15,52 %.

También terminaron en el terreno negativo los títulos ordinarios de la empresa tecnológica LocaWeb (-8,89 %) y los unitarios del banco digital Inter (-6,65 %).

Por otro lado, las ganancias fueron lideradas por las acciones unitarias de la papelera Klabin, que ganaron un 7,56 %, seguidas de las ordinarias de la también papelera Suzano (+7,32 %) y las ordinarias de la administradora de seguros de salud Qualicorp (+2,81 %).

El volumen de negocios en la bolsa de Sao Paulo superó este viernes los 59.816 millones de reales (unos 8.864 millones de dólares), producto de más de 4.710.307 operaciones.