EFETokio

La Bolsa de Tokio sufrió hoy en carne propia los efectos de la crisis económica desatada en Turquía, y el principal indicador del mercado cayó un 1,98 %, hasta el nivel más bajo desde hace más de un mes.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio acabó hoy con un retroceso de 440,65 puntos bajó hasta los 21.857,43 enteros. Es el nivel más bajo desde el 6 de julio pasado y la primera vez que está por debajo de los 22.000 puntos desde el pasado 11 de julio.

La caída fue mayor en el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, los de mayor capitalización del mercado, ya que perdió un 2,13 %, o 36,66 puntos, hasta 1.683,50 unidades, el nivel más bajo desde mediados del mes pasado.

Al igual que en otros mercados bursátiles mundiales, Tokio se ha visto afectado por el nuevo pulso internacional de la Casa Blanca, esta vez con Turquía, primero por razones políticas y después con la imposición de nuevos aranceles a las importaciones turcas de EE.UU..

Los analistas dijeron que el retroceso en el parqué tokiota no se debió tanto a la exposición de las empresas niponas en Turquía, que es baja, sino al riesgo de los préstamos hechos por Japón a ese país.

Por sectores, los retrocesos mayores los tuvieron los de maquinaria, el transporte marítimo y los metales no ferrosos.

Entre las que más destacaron se encuentra el grupo bancario Mitsubishi UFJ, el mayor del país, que retrocedió un 2,8 %, mientras que el grupo bancario Sumitomo Mitsui, el tercero en activos, cayó un 2,1 %.

En la primera sección, hubo 1.884 títulos que acabaron en terreno negativo, 191 que terminaron con avances y 28 sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,51 billones de yenes (19.982 millones de euros), por debajo de los 2,62 billones de yenes del viernes (20.617 millones de euros).