EFEWashington

La construcción de nueva vivienda bajó un 4,1 % en enero con respecto a diciembre en el mercado estadounidense, informó este jueves la Oficina del Censo de EE.UU., en un momento de elevada inflación en que el precio de los materiales se ha disparado por los problemas de suministro.

Según los datos de la Oficina del Censo, en EE.UU. se empezaron a construir en el mes de enero 1.638.000 viviendas con capital privado, por debajo de las 1.708.000 iniciadas en el mes de diciembre.

Sin embargo, la cifra de enero es un 0,8 % superior a la del mismo mes de 2021, cuando se situó en 1.625.000.

La gran mayoría de viviendas de nueva construcción son casas consideradas unifamiliares (69 %) mientras que el resto son apartamentos en edificios con cinco o más unidades.

La Oficina del Censo también informó de que el mes pasado se completaron 1.246.000 viviendas, un 5,2 % menos que en diciembre y un 6,2 % por debajo de las terminadas hace un año.

En cuanto a la autorización de construcción de vivienda por parte de las autoridades competentes, los permisos emitidos aumentaron un 0,7 % con respecto a diciembre y se ubicaron en los 1.899.000.

Estos datos se publican en un momento en que EE.UU. vive una inflación muy elevada del 7,5 %, en parte propiciada por los cuellos de botella en la cadena de suministro global que, entre otros, han aumentado significativamente el precio de los materiales de construcción.