EFEMadrid

Los precios de la energía elevaron la inflación española en marzo hasta el 1,3 % interanual, dos décimas más respecto a febrero, según informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La subida se debe al crecimiento del 3 % de los precios del transporte (un punto más que el mes anterior) como consecuencia del encarecimiento de los carburantes y lubricantes, que hace un año se abarataron.

Además, los precios de la vivienda aumentaron el 2,1 % (un punto por encima de febrero) por la menor caída de la electricidad.

Por el contrario, los alimentos y bebidas no alcohólicas se encarecieron cinco décimas menos que en febrero (0,9 %), debido a un comportamiento a la baja de frutas, legumbres y hortalizas.

Esto provoca que la inflación subyacente (eliminados los componentes más volátiles de la cesta de la compra -energía y alimentos frescos-) se mantenga en el 0,7 %, seis décimas por debajo del indicador general de inflación.

La evolución mensual muestra que los precios de consumo se recuperaron el 0,4 % durante marzo, tres décimas más que un año antes y dos por encima de febrero pasado.

La variación anual del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) -que aplica el mismo método de cálculo en todos los países del euro- fue también del 1,3 %, dos décimas más que el mes anterior.