EFEGuatemala

La Iniciativa de Transparencia en la Industria Extractiva (EITI, por sus siglas en inglés), un estándar global para promover la gestión abierta y responsable de los recursos petroleros, gasíferos y mineros, suspendió a Guatemala por no publicar dos informes de transparencia en la materia.

Esta decisión, que adoptó la junta del ente que promueve la transparencia en el sector el 1 de febrero por no entregar a tiempo el informe de 2016 y el informe anual de progreso de 2017, tendrá efectos negativos para el país, aunque el Ministerio de Energía y Minas asegura que hay plazo para revertir esta decisión.

La suspensión, según EITI, se levantará si el consejo está "convencido" de que el informe de 2016 se publica dentro de los seis meses posteriores a la fecha límite, es decir, antes del 30 de junio, y si se divulga también el otro documento.

Pero los efectos están ahí, según explica Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana, el capítulo guatemalteco de Transparencia Internacional y miembro de la Comisión Nacional de Trabajo para la Implementación de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas de Guatemala.

"Básicamente no hay voluntad del Gobierno. Ha habido una actitud de desidia. No le interesa la iniciativa al ministro de Energía y Minas (Luis Chang). Él empujó para que Guatemala se saliera de la iniciativa y por lo tanto no ha habido colaboración del Gobierno", aseguró Marroquín en declaraciones a Efe.

El directivo de Acción Ciudadana explicó que "no se están cumpliendo" con los compromisos y esto da una "mala imagen del país" mostrando que "sigue una tendencia de mayor corrupción y mayor fragilidad institucional", aunque -admitió con ironía- esto no es "nada nuevo para este Gobierno".

Esto revela, continúa, que hay un Gobierno "que no está comprometido con la lucha contra la corrupción", por lo que el país va defraudando muchas iniciativas internacionales y se está "quedando un poquito al margen".

Marroquín, pesimista con la opción de que el Gobierno acabe entregando los informes, dijo que no le extrañaría que Guatemala quedara suspendida "definitivamente" después de ser el segundo país en integrarse a esta iniciativa, tras Perú, que se creó en 2008.

Desde el Ministerio de Energía y Minas de Guatemala defienden que el informe fue aprobado esta semana por la Comisión Nacional de Trabajo y que la suspensión temporal es "reversible".

"En ningún momento debe interpretarse como deficiencia, ya que se trabajó en conjunto con el Gobierno, sector extractivo minero y de hidrocarburos, sociedad civil y administrador independiente, cumpliendo con el fin primordial de la iniciativa", aseguró la cartera en un comunicado.

- Principales datos de la industria extractiva en Guatemala según la EITI, organización a la que se incorporó en 2011:

. El sector representó un 2 % del producto interno bruto en 2014 y 2015, un 13 % a la inversión extranjera directa y un 14 % a las exportaciones. De ellos el principal producto es la plata, mientras que el oro ha decrecido en los últimos años, y más con el agotamiento y cierre en 2017 de la mina Marlin.

. El 95 % de la producción minera correspondió a minerales metálicos y el 5 % a no metálicos. El producto más grande fue plata (56 %) seguida por el oro (27 %).

. Hay una producción limitada de petróleo. En 2015, el país produjo menos de 1 millón de barriles.

. Guatemala recibió 107 millones de dólares en impuestos de la industria extractiva, un 40 % de ellos provienen del petróleo y el gas, y el resto de la minería, donde la plata, el oro y el zinc son los principales productos. Los ingresos se recaudaron principalmente a través del impuesto a las ganancias corporativas (38 %), todos los tipos de regalías aplicables (27,5 %) y el impuesto sobre la participación del petróleo (23 %).

. Debido a la suspensión de licencias por no cumplir con las consultas a los pueblos originarios, a partir de 2016 el informe de EITI incluye una serie de proyectos de ley destinados a reformar el sector extractivo, "incluida una moratoria en las operaciones mineras e hidroeléctricas".

. Estos datos, de acuerdo con el Comité Organizador Internacional para el Congreso Mundial de Minería, colocan a Guatemala como el doceavo mayor productor de plata del mundo y cuadragésimo séptimo productor de oro.