EFEManagua

La inversión extranjera directa (IED) en Nicaragua cayó un 63,8 % en el 2020 al pasar de 503 millones de dólares en 2019 a 182,3 millones de dólares el año pasado, informó este sábado el Banco Central nicaragüense.

Los 182,3 millones de dólares captados en IED es la cifra más baja de los últimos cinco años, indicó la autoridad monetaria en un informe.

En 2016 Nicaragua atrajo 981,1 millones de dólares en IED, 1.035,4 millones de dólares en 2017, 837,6 millones de dólares en 2018, 503 millones de dólares en 2019, y 182,3 millones de dólares el año pasado, detalló.

Es el tercer año consecutivo en que Nicaragua recibe menos ingresos en concepto de IED.

En tanto, los ingresos generados por la IED también disminuyeron en un 40,4 %.

En 2020 los ingresos generados por la IED sumaron 481,7 millones de dólares, inferior a los 808,4 millones de dólares generados en el 2019.

En 2018 sumaron 1.188 millones de dólares; 1.670 millones de dólares en 2017; y 1.538,8 millones de dólares en 2016, de acuerdo con la información.

La economía nicaragüense decreció un 2,0 % en 2020, el tercer año consecutivo de contracción, esta vez como producto de la pandemia de la covid-19 y los daños causados por los huracanes Eta e Iota en noviembre pasado, según la autoridad monetaria.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua cayó un 3,7 % en 2019, y 4 % en 2018, como producto de la crisis social, política y de derechos humanos que afecta al país desde hace 35 meses, según el Banco Central.

El Gobierno de Daniel Ortega proyecta un crecimiento del 0,5 % en 2021, con una inflación de 4 %, según datos oficiales.

No obstante, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, ha dicho que la economía nicaragüense crecerá un 2,5 % en el 2021 debido a que se espera un aumento de las exportaciones, en las remesas familiares y en la IED.

Nicaragua, que en 2018 vio frenado ocho años seguidos de crecimiento, es el único país de Centroamérica con saldo rojo por tercer año consecutivo.