EFECaracas

La oposición de Venezuela que lidera Juan Guaidó considera "urgente" avanzar en la construcción de una política económica que permita "rescatar el poder adquisitivo", la autonomía del Banco Central y la seguridad jurídica, por lo que insta a "todos los sectores" a fortalecer la unidad en pro de un "cambio político".

"Ante la crisis económica que ha traído como consecuencia una galopante hiperinflación empobreciendo a los venezolanos (...) es necesario fortalecer la unidad que involucre a todos los sectores que hacen vida en el país y lograr el cambio político para rescatar la democracia y la libertad", señaló el bloque opositor en una comunicado.

Según la nota, el exdiputado Leonardo Regnault señaló que la hiperinflación "ha vaciado los bolsillos a los venezolanos, condenándolos a la miseria y el hambre, situación que se acentuó desde noviembre de 2017".

El exlegislador agregó que el 90 % de la población no puede adquirir la canasta alimentaria, que se ubicó en el mes de noviembre en 330 dólares, mientras que "el promedio del salario de unos 5 millones de venezolanos del sector público, entre empleados y jubilados, es de 7 dólares mensuales".

En su opinión, "esto es producto de la inoperancia", de las políticas económicas "erradas del régimen, sobre todo de la corrupción", por lo que consideró necesario "avanzar en la construcción de una alternativa que permita salir de la grave crisis, que los venezolanos puedan contar con un salario digno".

Por su parte, la exdiputada Ana Salas indicó que Venezuela atraviesa "la peor de las crisis, con el 80 % de pobreza, hiperinflación galopante, severa contracción económica, pérdida diaria del poder adquisitivo, precios de alimentos y medicinas dolarizados, aunado a la situación de pandemia".

En la misma línea, el exlegislador José Ricardo Salazar indicó que "el régimen ha destruido el salario de los venezolanos que no les alcanza para cubrir las mínimas necesidades alimentarias, de vestido, esparcimiento o diversión, producto de una política nefasta, anacrónica, que ha privilegiado el uso del poder para satisfacer sus necesidades personales".

Venezuela entró en noviembre de 2017 en un periodo de hiperinflación, que se puede considerar superado tras 12 meses consecutivos con incrementos de los precios por debajo del 50 % cada mes.

Diciembre de 2020 fue el último mes en el cual el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento superior al 50 %, concretamente del 77,5 %.

Según cifras del BCV citadas por medios especializados, la inflación acumulada llegó al 631,1 % en diciembre, mientras que la interanual fue del 1.197,5 %.

Por otra parte, el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), entidad independiente que agrupa a varios analistas económicos, informó el pasado martes que la inflación fue del 6 % en noviembre pasado.