EFEMiami (EE.UU.)

La Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI) celebró hoy una reunión en Miami (EE.UU.) para sellar su relanzamiento con una agenda renovada, en la que cabe desde la defensa de la libertad de expresión hasta la necesidad de regular servicios como Netflix.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla fueron testigos de excepción del relanzamiento de un organismo del que forman parte los principales medios audiovisuales y grupos multimedia de América Latina, España y Portugal.

"La OTI ha evolucionado, nunca ha dejado de existir", dijo a Efe el nuevo director ejecutivo de la organización, Federico González-Luna Bueno, en un intervalo de la reunión, celebrada a puerta cerrada en un hotel de Miami.

González-Luna indicó que la OTI necesitaba una nueva agenda que fuera más allá de la compra colectiva de los derechos de transmisión de grandes acontecimientos deportivos, para abarcar la libertad de expresión, la regulación del sector, el desafío del "cambio inusitado en la forma de distribuir contenidos" y la necesidad de promover una competencia libre y justa, entre otros asuntos.

En esta nueva OTI Chinchilla, "una persona valiente y comprometida", va a actuar como relatora especial para la libertad de expresión, en defensa de un derecho que "nunca se ha consolidado".

"A los gobiernos siempre se les ocurren formas sutiles, vergonzosas o incluso brutales para atacar la libertad de expresión", agregó.

Pero el tema más complejo en el que la OTI quiere tener voz e incluso formar un frente común, si llega el caso, es el de las prácticas regulatorias.

A juicio de González-Luna, mientras los medios audiovisuales están sujetos a regulaciones cada vez más estrictas, que afectan a aspectos vitales del negocio, existe un vacío alrededor de los llamados servicios Over The Top (OTT), como Netflix, y es necesario analizar aspectos como si deben pagar impuestos y dónde.

"No es que estemos en contra de esos servicios, ni que los queramos combatir o acabar con ellos, de ninguna manera", "la unanimidad (entre los miembros de la OTI) es que "son una realidad que hay que aceptar e incluso aprovechar", subrayó.

Los OTT tienen un impacto importantísimo sobre los mercados existentes, "no podemos desconocer que la audiencia está más conectada a ese tipo de servicios", pero "se abusa de la 'nube', se está haciendo todo demasiado etéreo" y habría que preguntarse si es bueno que no estén regulados.

La situación es la inversa en los medios de televisión abierta o de pago, que están sujetos a regulaciones que a veces son "perjudiciales para el desarrollo de la industria", con normas cada vez más estrictas en materia de clasificación de contenidos, restricciones electorales, tiempos de emisión para el Estado y concesión de licencias, entre otras.

Sobre la presencia del secretario general de la OEA en la reunión, González-Luna manifestó que es "muy importante" porque la OTI comparte la visión del organismo interamericano en cuanto a la necesidad de aumentar la conectividad por razones no solo comerciales o de negocio, porque defiende la responsabilidad social.

Almagro habló a los participantes en la reunión de "Poder y Regulación de Medios: Tensiones en América Latina" y les presentó la campaña "Más derechos para más gente".

Por su parte, Jorge Carlos Rendo, presidente de Grupo Clarín, habló de los "Retos a la libertad de expresión y de empresa en América Latina".

Emilio Azcárraga Jean, presidente de OTI y del Grupo Televisa, abrió y cerró una reunión en la que estuvieron representados el grupo Prisa, Telemundo, Grupo Bandeirantes, Grupo Imagen, Azteca, DirectTV, Caracol, RCN, Univision, Venevisión, TVN, Unitel, Sky, TCS, Teleamazonas, AT&T, Teletica, Uno, Izzi, Ovum, WPP, Mega, Multimedios, Radiorama, Sipse, Latina, Medcom, América, Clarín, 13 y Canal Uno, entre otros.

González-Luna fue presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones de México y como abogado está especializado en radio, televisión y telecomunicaciones.