EFESan José

La pobreza en Costa Rica se ubica en el 21,1 por ciento de los hogares del país, lo que supone un incremento de 1,1 puntos en comparación con la medición del año 2017, informó hoy una fuente oficial.

El estatal Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) detalló que la pobreza del 21,1 por ciento en 2018 corresponde a 328.848 hogares y 1.142.069 personas.

Del total de hogares en pobreza, 99.034 se encuentran en pobreza extrema, es decir, que su ingreso no alcanza para cubrir las necesidades básicas alimentarias.

La pobreza extrema afecta al 6,3 por ciento de las familias del país, para un incremento de 0,6 puntos porcentuales en comparación con el 5,7 por ciento registrado en el 2017.

Los datos provienen de la Encuesta Nacional de Hogares que el INEC aplica cada mes de julio y que este año abarcó 13.440 viviendas a nivel nacional.

El coordinador de la encuesta, Eddy Madrigal, declaró en una conferencia de prensa que en Costa Rica se considera pobre a un hogar con ingresos mensuales per cápita de 110.000 colones (184 dólares) en zona urbana y de 84.535 colones (141 dólares) en zona rural.

Para la pobreza extrema la línea se fija en ingresos mensuales por 49.900 colones (84 dólares) per cápita en zona urbana y de 41.483 colones (69 dólares) en zona rural.

"Hoy más que nunca los recursos para luchar contra la pobreza son urgentes. Los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares nos demuestran que la desigualdad se mantiene en el país y esto afecta directamente el bienestar de quienes viven en situación de pobreza y pobreza extrema", dijo en un comunicado la ministra de Desarrollo Humano e Inclusión Social, María Fullmen Salazar.

La funcionaria afirmó que es urgente que el Congreso apruebe la reforma tributaria que tramita con el fin de estilizar las finanzas públicas y fortalecer la inversión social.

"El compromiso en la lucha contra la pobreza y la desigualdad social es total. El trabajo interinstitucional se fortalecerá con el fin de promover el empleo con enfoque territorial, no sólo buscando más y mejor inversión en zonas rurales, sino que también trabajando de la mano con las poblaciones más vulnerables para promover capacidades que les permitan insertarse en el mercado laboral", agregó la ministra.

El INEC también publicó hoy los datos del índice multidimensional, el cual consiste en determinar la pobreza de los hogares no por su ingreso, sino cuando no logran satisfacer al menos cuatro necesidades de un total de 19.

"En el 2018, el 19,1 por ciento de los hogares se encuentran en pobreza multidimensional. En la zona urbana el porcentaje fue de 14,5 por ciento y en la zona rural fue de 31,3 por ciento, sin variaciones estadísticamente significativas con relación al 2017", explicó el INEC.

El índice de pobreza dimensional mide una serie de necesidades en las variables de vivienda, salud, educación, trabajo y protección social.