EFEManagua

La tarifa de la energía eléctrica ha aumentado un 14,55 % en lo que va de año en Nicaragua para el sector productivo, comercial y residencial, según datos divulgados este jueves por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ente regulador.

A esa alza de 14,55 % se le agrega un 3,75 % adicional que corresponde al deslizamiento del dólar en relación al córdoba, la moneda nacional, con lo que el aumento totalizaría un 18,3 % entre enero y septiembre, de acuerdo con los registros del INE.

Los datos del INE indican que en enero pasado la tarifa subió un 3,33 % con relación a diciembre de 2018, mientras en febrero aumentó un 0,37 %, y a partir de marzo un 1,55 % como promedio, para sumar los 14,55 % hasta septiembre.

El INE ha dicho que su Consejo Directivo ha tomado esa decisión tras analizar el comportamiento de los precios de los combustibles en el mercado internacional.

Por su lado, la principal cúpula patronal de Nicaragua demandó una explicación al INE sobre esa constante alza en la tarifa de la energía eléctrica, porque los precios del barril del petróleo se han mantenido por debajo de los 100 dólares.

"El INE tiene que dar una explicación (sobre las alzas a la tarifa de energía eléctrica) porque tiene una responsabilidad alrededor de esto", dijo el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, quien advirtió que, bajo esa lógica, habrá un mayor incremento a raíz de los ataques del pasado sábado contra dos importantes plantas petrolíferas del Reino de Arabia Saudí.

El sector privado ha criticado al ente regulador del sector de energía porque ha autorizado los aumentos "de manera silenciosa" y sin explicación convincente.

Organismos defensores de los consumidores han advertido que esas alzas en la tarifa de la energía eléctrica afecta fuertemente a las familias nicaragüenses.

Juan Carlos López, asesor en temas de consumidores, no descartó que se inicie una campaña de reclamos contra las distribuidoras con el fin de presionar a que cesen las alzas.

La Unidad Nacional Azul y Blanco, un movimiento de oposición de Nicaragua, ha convocado en diferentes ocasiones a un "boicot energético" o apagón de una hora por el alza en las tarifas de la energía eléctrica en el país, que, según esa coalición, tiene la energía más cara de Centroamérica.

El precio del megavatio-hora en Nicaragua es de 190,7 dólares, por encima de los 184,5 dólares en Guatemala, 183,9 dólares en Belice, 162,2 dólares en Panamá, 160,6 dólares en Costa Rica, 153,3 dólares en El Salvador, y 138,7 dólares en Honduras, de acuerdo con ese movimiento.

El Gobierno mantiene, sin embargo, un subsidio a la totalidad de los clientes residenciales que consumen hasta 150 kilovatios al mes.

La situación económica se ha deteriorado desde abril de 2018, cuando comenzó una crisis sociopolítica en el país, que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 595 y el Gobierno reconoce 200.